Oscar Pierre y Sacha Michaud, cofundadores de Glovo.

Glovo desvela sus números rojos: 90 millones de pérdidas en 2018

stop

La compañía dirigida por Oscar Pierre registró números rojos en el año que cerró su mayor ronda de financiación

Barcelona, 26 de abril de 2019 (21:05 CET)

Las cuentas de Glovo, la compañía española de entrega de comida a domicilio y uno de los aspirantes a convertirse en uno de los actores más importantes del sector a nivel internacional, salen por completo a la luz. La compañía dirigida por Oscar Pierre perdió 90,4 millones de euros y facturó cerca de 75,2 millones de euros durante el pasado año, en un curso en el que cerró una de las grandes rondas de financiación del sector startup y puso en marcha una fuerte expansión para pelear con sus competidores.

El volumen de ingresos de la compañía, no obstante, se situó por debajo de los objetivos marcados por el propio Pierre, que en diversas entrevistas aseguró a principios de año que quería cerrar 2018 con entre 90 y 100 millones de facturación. Más tarde, en noviembre, corrigió la cifra y aseguró que la previsión era cerrar el año con una facturación de 80 millones de euros, casi cinco veces más que en 2017.

Las últimas cuentas de la compañía han sido desveladas por uno de sus accionistas, la cotizada Delivery Hero, quien posee el 15,95% y tuvo un papel muy importante en la última ampliación de capital de la plataforma, una de las más importantes del sector startup en España en los diez últimos años. Glovo recibió 115 millones de euros, una cantidad cercana a los 123 millones de dólares que cerró Privalia en 2011 y que se queda por debajo de los 160 millones cerrados por Cabify a principios de 2018.

La novedad de sus resultados son sus números rojos, debidos a su expansión. La compañía aseguró que 2017 fue un año en el que, de media, aterrizaron en "una ciudad cada cuatro días", lo que se tradujo en una serie de inversiones que explicaban los números rojos de 9 millones de euros en todo el mundo, 5,4 millones en España. Ahora, la cifra global de sus pérdidas butas superan los 90 millones, muy por encima de lo que anunció en sus previsiones (40 y 50 millones de euros).

Desde la compañía explican a Economía Digital que el aumento de las pérdidas se debe "a que los gastos de explotación, ligados a la fuerte estrategia de expansión de la compañía, fueron de 165 millones de euros".

Delivery Hero, accionista clave en Glovo

El grupo alemán, uno de los gigantes del sector, aportó 51 millones de euros en la ronda de financiación, casi la mitad de los fondos de la operación. La cotizada alemana vale casi 6.700 millones de euros y el año pasado lo cerró con unos ingresos de 655 millones de euros (46,6% más que el año anterior) y unos beneficios de 347 millones (23,9% más).

Delivery Hero no solo es accionista de Glovo, sino también de algunos rivales suyos, como Rappi, que compite con la compañía española en países como Argentina o Perú.

Actualmente, con su 15,95% de participación, la compañía alemana es uno de los accionistas más importantes de Glovo. Está por delante de Amrest, dueños de marcas como La Tagliattella, así como de Rakuten o el fondo español Seaya Ventures, dirigido por Beatriz González, una de las empresarias más relevantes en el mundo del capital riesgo en España y una persona muy cercana a Oscar Pierre.

Glovo prepara su salida a bolsa

Tras la última ronda de financiación, en la que Delivery Hero irrumpió en Glovo, la compañía española se ha puesto manos a la obra para cumplir su próximo objetivo: recaudar otros 100 millones de euros y preparar su salida a bolsa en los próximos 18 meses.

Esta operación, según publicó Bloomberg, es la última meta a alcanzar para una compañía que ya está disponible en 25 países. La compañía con sede en Barcelona quiere más fondos para apuntalar su crecimiento en América Latina y ampliar también su equipo de desarrollo de software, que se ha duplicado en los últimos meses. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad