Grífols gana el 23% más pero a la bolsa le sabe a poco

stop

La multinacional catalana se desploma en bolsa pese al beneficio de 224,8 millones

Redacción

Unos de los laboratorios de Grífols del centro de fraccionamiento de plasma de Parets del Vallès (Barcelona)
Unos de los laboratorios de Grífols del centro de fraccionamiento de plasma de Parets del Vallès (Barcelona)

31 de julio de 2014 (10:25 CET)

La multinacional catalana Grifols registró un beneficio neto de 224,8 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supone un crecimiento del 23% respecto al mismo periodo de 2013.

Las ventas aumentaron un 16,7% y alcanzaron los 1.610,8 millones de euros, incluyendo el negocio de diagnóstico transfusional adquirido a Novartis en enero de este año. Pero los inversores consideran insuficientes las cifras, ya que esperaban superar los 300 millones de euros de beneficio. El resultado es que la compañía ha perdido el 10% del valor en bolsa este jueves.

La deuda financiera neta de Grifols a finales del primer semestre de 2014 se situó en 3.163,3 millones de euros, lo que supone un ratio de endeudamiento de 2,92 veces el Ebitda ajustado. La deuda aumentó, precisamente, por la compra de la división de Novartis.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad