stop

El grupo ingresará 39 millones por la venta de Ediciones B, lo que reducirá sus necesidades de refinanciación

Xavier Alegret

El dibujante Francisco Ibañez posa con sus personajes Mortadelo y Filemón. Sus obras son publicadas por Ediciones B, que Grupo Zeta venderá a Penguin Random House. EFE/QG

Barcelona, 29 de abril de 2017 (07:55 CET)

Grupo Zeta ha cumplido por fin con los bancos y ha rehecho su plan de negocio, adaptado a la venta de Ediciones B a Penguin Random House. Esta operación, que reportará 39 millones al grupo editorial, hará que la compañía tenga bastante con un nuevo crédito de 8,4 millones, en vez de los 25 inicialmente previstos, según explicaron fuentes financieras a Economía Digital.

El grupo editorial presidido por Antonio Asensio Mosbah está renegociando su deuda de 99 millones de euros con los bancos, y pidió 25 millones más para pagar 200 despidos y un plan de reconversión digital de sus marcas. En medio de la negociación, Zeta anunció la venta de Ediciones B, por lo que la banca le pidió que le informara de las cifras de la operación y actualizara su plan de negocio.

Después de tres semanas esperando, hace unos días la empresa se reunió con la banca acreedora, liderada por Caixabank, el Popular y el Sabadell, para transmitirle sus nuevos planes y facilitarle más información sobre la venta de Ediciones B, que espera cerrar el 30 de junio.

Zeta prevé firmar la venta de Ediciones B a Penguin antes del 30 de junio por 39 millones

Penguin Random House pagará 39 millones a Zeta por la editorial de Mortadelo y Filemón, entre muchos otros títulos: 30 millones a la firma y el resto cuando culmine la venta. Por tanto, el precio estará en la parte alta de lo que se esperaba, que era entre 30 y 40 millones. No obstante, podría haber algún ajuste a la baja en función de posibles contingencias del negocio en Latinoamérica.

Actualmente la operación está en fase de due dilligence, que durará seis semanas, y se prevé que Zeta acompañe a Penguin Random House durante seis meses para facilitar la integración y traspase toda la plantilla de Ediciones B, por lo que podría dejar los ajustes laborales para el comprador.

Zeta destinará parte de estos ingresos a financiar su propio recorte de personal –calculado en unas 200 personas– y el plan de transformación digital. Por ello, sólo pedirá 8,4 millones nuevos a los bancos, de los que 4 se han solicitado de forma inmediata para pagar a proveedores.

Desinversiones: Grupo Zeta solo tendrá que desinvertir por 30 millones de euros

La venta de Ediciones B también reduce el volumen de deuda no sostenible del grupo de 60 a 30 millones. Es decir, que Zeta tendrá que hacer la mitad de desinversiones, una vez cerrada la de su editorial. El plan también incluye una carencia de la deuda hasta finales de 2018, por lo que el grupo editor de El Periódico de Catalunya, Sport e Interviú, entre otras publicaciones, tendrá tiempo para reflotar su negocio antes de afrontar sus obligaciones financieras.

Zeta tendrá que vender menos publicaciones –revistas y algunos periódicos– o activos –la nave de las rotativas–, pero el nuevo plan no frena posible cierres de periódicos o revistas, como  Interviú o Tiempo, ya que no son viables. Sólo podrían salvarse si hay interés de algún comprador.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad