Inditex despliega centros logísticos en EEUU para el abordaje del mercado 'on line'

stop

A la plataforma que ya poseía en Boston se une una nueva en Los Ángeles centrada en la distribución de pedidos a través de Internet

Distintas instantáneas del proceso de selección y distribución de la ropa en el centro de Meco | ED

11 de junio de 2014 (21:47 CET)

Inditex se ha hecho fuerte en el mercado on line. A pesar de que sus beneficios se han reducido en este primer trimestre con respecto al año pasado en más de siete puntos, su factuación aumentó un 4% hasta los 3.748 millones de euros, y, en esas cifras influyen, y mucho, sus ventas por Internet. Tanto que el gigante tiene ya ocho centros logísticos repartidos por todo el mundo especializados en la distribución de los encargos a través de la red. A finales de año, el número se ampliará hasta los diez armarios.

Según destacó el propio presidente de la textil, Pablo Isla, estas ingentes plataformas que gestionan los pedidos on line reducen costes y tiempos de entrega. Actualmente, la compañía gallega tiene almacenes de comercio electrónico en Madrid, Reino Unido, Rusia, Polonia, Tokio, Shangai, Boston y Los Ángeles. En septiembre, se sumarán nuevas instalaciones en México y Seúl (Corea del Sur), que apoyarán el desembarco on line de Zara allí, previsto para este mismo mes. Por el momento, todos los centros especializados en ecommerce se dedican en exclusiva a la principal enseña del grupo.

EEUU, el gran mercado de Internet

Los últimos armarios on line puestos en marcha por Inditex son los establecidos en Los Ángeles y en Polonia, en mayo de este año. Para muchos estudiosos del grupo de Amancio Ortega la apuesta por el mercado estadounidense no es casual. Con la puesta en marcha de este centro de distribución logística ya tiene presencia en las dos costas. Desde septiembre de 2011 cuenta con planta en Boston, a través de la organizaba los pedidos y los distribuía en todos los estados. Según los analistas, el negocio virtual es más atractivo en EEUU para Inditex que el físico.

Zara inició su actividad comercial en Estados Unidos en 1989 con una tienda en Nueva York. Fue junto con París y Oporto una de las primeras plazas internacionales en las que se asentó la cadena. El negocio on line llegó en 2011. Ya entonces, las grandes agencias de análisis destacaban la importancia que tendría este mercado para el grupo. No en vano, se trataba del mayor del mundo en venta on line de moda. Las estimaciones hechas entonces aseguraban que en cuatro años el grupo con sede en Arteixo podría alcanzar una facturación de 940 millones en Norte América, impulsado en gran parte por las ventas telemáticas. En 2013, las ventas sumadas en territorio americano representaron un 14% de la facturación del grupo.

El 'on line' en China, viento en popa

El fuerte crecimiento on line de Zara la llevará, además, a entrar en el centro comercial virtual chino Tmall. Isla explicó el miércoles que este hecho muestra la relevancia de este mercado asiático donde, no obstante, seguirá operando a través de sus propias tiendas virtuales y físicas. A pesar del anuncio, en la presentación de los resultados del primer trimestre del año fiscal a los analistas, el presidente rehusó detallar el porcentaje de ventas que logran a través de Internet. Tanto las físicas, como las de Internet son "complementarias", insistió.

Los representantes sindicales del grupo ratifican la importancia del negocio en red. Sin ir más lejos, en junio del año pasado, el centro de Meco, en Madrid, tuvo que subcontratar a una empresa para que llevase a cabo las tareas logísticas relacionadas con los pedidos on line de la web de Zara. Los encargos se disparan durante los días de promociones en la red.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad