Indra gana 27 millones de euros menos por el mercado español

stop

La multinacional acusa la caída de actividad en los mercados de transporte y en los servicios que ofrecen a las administraciones públicas y la sanidad

La cúpula de Indra, con Regino Moranchel a la derecha de la imagen

31 de octubre de 2013 (18:47 CET)

Indra ha cerrado el tercer trimestre con unos beneficios de 66,6 millones de euros, 26,7 millones menos que el mismo período del año anterior debido la evolución del negocio en España. El mercado de referencia de la cotizada (representa el 40% de su actividad) ha caído el 11%. También presenta números rojos en Asia, Oriente Medio y África, donde las ventas han disminuido el 9%. “Como estaba previsto, debido a la elevada actividad en la región en el tercer trimestre de 2012”, informa la empresa a los inversores.

En contraposición, Indra crece en Latinoamérica (el 15%) y en la zona de Europa y Estados Unidos (el 13%). La compañía destaca la fortaleza de esta parte del negocio. Han conseguido beneficios a pesar de la situación de desventaja de los cambios de divisas en los primeros nueve meses del año.

Más deuda neta

Los ingresos se han mantenido casi neutros si se compara la evolución de la actividad entre el tercer trimestre de este ejercicio y el de 2013. Indra ha facturado 2.122,8 millones de euros, dos millones menos que el mismo período del año anterior.

En el apartado financiero, la deuda neta de la multinacional ha incrementado en 45,6 millones en un año. Ahora, se sitúa en 706,6 millones de euros.

Homogeneizar la actividad

Indra ha conseguido que todos los sectores en los que trabaja tengan un impacto casi idéntico en la cuenta de resultados, de entre el 13% y el 19%. La actividad que lastra el resultado es la de transporte y tráfico, cuyas ventas han caído el 10% en el tercer trimestre. Han pasado de los 456,3 millones a los 411,5. El grupo también lo justifica por la evolución en España que no se compensa del todo por los resultados de Latinoamérica. La empresa espera mejorar este segmento antes de que termine el ejercicio por algunas negociaciones que mantiene abiertas en Asia, Oriente Medio y África.

También repercute negativamente los trabajos que mantiene con las administraciones públicas y la sanidad. La división ha registrado una caída del 7%, a pesar de que en España se mantienen en línea a los trimestres anteriores (ya se ha descontado la caída de actividad del sector).

Buena evolución de Defensa

El negocio que da más buenas noticias a Indra es el de seguridad y defensa. Crece en todo el mundo el 9% hasta conseguir unos ingresos de 352,2 millones de euros. “Europa y Norteamérica muestra un crecimiento relevante, que compensa la debilidad del mercado español”, señala el grupo.

En servicios financieros, la empresa crece el 6% hasta conseguir unos ingresos de 362,9 millones de euros; el mismo porcentaje que la división de energía e industria. Ha facturado 355,5 millones los nueve primeros meses del año.

Indra mantiene su cuota de actividad en telecomunicaciones. Las ventas alcanzan los 288,3 millones de euros, el 1% más que el mismo período del ejercicio anterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad