José Luis Ábalos, ministro de Fomento. EFE

José Luis Ábalos, el ministro que no se habla con su equipo

stop

El Ministro de Fomento asegura en una entrevista que Fomento ya ha licitado el contrato de la AP-7 mientras su equipo ya habla de contrato de emergencia

Barcelona / Madrid, 23 de octubre de 2019 (04:55 CET)

José Luis Ábalos está ya plenamente metido en precampaña electoral de cara al 10-N, aunque sigue siendo ministro de Fomento en funciones. No obstante, su relación con su equipo en el Gobierno no parece del todo fluida. O eso o faltó a la verdad este martes, cuando aseguró que ya se han licitado los contratos de la AP-7. No solo no lo ha hecho, sino que los técnicos que trabajan en ello lo hacen con el escenario adelantado por Economía Digital: el concurso no llega para el 1 de enero y se hará un contrato de emergencia.

El número uno del PSOE por Valencia en las elecciones aseguró este martes, en una entrevista en À Punt, que el concurso para el mantenimiento de la AP-7 y la AP-4 ya está en marcha: “Hemos ya licitado la conservación de esa carretera, está licitada contra presupuestos, con lo cual cuando termine la concesión se terminará el peaje”, dijo, para tranquilidad de los valencianos que escuchaban la radio pública de la Comunidad.

Como ha explicado este medio en los últimos días, ni se ha licitado ni se va a hacer a tiempo para que el 1 de enero, cuando se habrá agotado la concesión de las autopistas, en manos de Aumar (Abertis), haya un nuevo gestor. La infraestructura volverá a manos públicas, eso sí, pero quedará pendiente adjudicar el mantenimiento.

"Ya hemos licitado la conservación" de la AP-7, aseguró Ábalos en la radio pública valenciana, pero no es cierto

Fomento sí ha licitado un estudio previo para conocer el tráfico que habrá en las autopistas cuando se suban las barreras. Este concurso debe celebrarse antes de licitar el mantenimiento, para saber qué trabajos serán necesarios, pero según los pliegos publicados, hasta este viernes se pueden presentar ofertas y hasta diciembre, como pronto, no se resolverá el concurso para la realización del informe. Entre una cosa y otra, el mantenimiento no se adjudicará antes de mitad de 2020.

Ábalos parece desconocer esta realidad cuando asegura en entrevistas que la máquina ya está funcionando, pero en su equipo sí lo tienen claro. Según han explicado fuentes sindicales a este medio, los técnicos que se encargan de la redacción del pliego de condiciones, y que negocian con Abertis las condiciones, tienen claro que no llegan a tiempo y ya hablan abiertamente de un contrato de emergencia.

En una reunión con USO este lunes, los técnicos de Fomento explicaron a los representantes el sindicato que trabajan en el concurso pero que no estará listo para que el 1 de enero esté ya adjudicado. Admitieron lo adelantado por Economía Digital y que bloquea el concurso: el informe previo de tráfico que se está atrasando.

Fomento introduce matices en su respuesta sobre la AP-7

¿Desautorizan los técnicos de Fomento a su ministro? ¿No se hablan? ¿O mintió Ábalos? Estas preguntas no tienen fácil respuesta, pero lo cierto es que en las últimas horas ha cambiado el discurso oficial del Ministerio mientras su titular se mantiene en la versión inicial.

Oficialmente, Fomento ha pasado de asegurar que iban en plazo a hablar de “la mayor brevedad” sin espedificar, y admitiendo que el ministerio “está trabajando en las actuaciones previas preparatorias a la licitación de los correspondientes contratos”. “Si surgiera alguna incidencia, se estudiará en cada caso la forma más conveniente de proceder”, concluyen, por lo que abren la puerta a que no se llegue.

El contrato de emergencia se da por hecho. Se hizo ya en la AP-1 con Itinere y se considera pues, una solución probada y viable, aunque se está alargando en el tiempo sin un final previsible. Lo que sigue sin quedar claro es si se hará con Abertis. Parece lo más lógico, pues conoce la infraestructura y los trabajos a realizar, pero los técnicos de Fomento solo hablan de una gran empresa para que no haya dudas de que el servicio se realizará con solvencia.

Abertis y su plantilla, pendiente de Fomento para el ERE

Quitar el mantenimiento a Abertis sin tener nuevo gestor puede generar un caos en las autopistas de Aumar. De entrada, generará un doble cambio de manos del servicio y que los empleados que sigan en sus puestos pasen de una empresa a otra en dos ocasiones. No obstante, la multinacional participada por Atlantia, ACS y Hochtief no tiene conocimiento de un posible contrato más allá del 31 de diciembre de este año.

Lo que más inquiera a la compañía y a su plantilla sobre le futuro de Aumar es el número de empleos que se salvarán y los que se tendrán que extinguir. La cifra no está decidida, es objeto de negociación entre el Ministerio y Abertis, pero se baraja una cifra de 140 empleos que se salvarían. Eso supondría un ERE de cerca de 160 personas en Aumar.

Sin embargo, el contrato de emergencia siemra dudas sobre cúando y para cuántas personas ejecutar el ERE. De hecho, Abertis sigue sin plantear esta opción en la mesa de negociación con el comité de empresa y no tiene intención de hacerlo hasta ver las cifras del ministerio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad