Robert Unanue, presidente de Goya Foods.

Juan Roig recorta negocio al español más rico de Estados Unidos

stop

Mercadona expulsa de sus supermercados al distribuidor de productos latinos Goya, de la familia Unanue, originaria de Burgos

Madrid, 22 de septiembre de 2017 (04:55 CET)

Robert Unanue, el español más rico de los Estados Unidos, acaba de sufrir un revés en sus negocios en España.

Unanue no es español por nacimiento sino por herencia. Su abuelo, Prudencio Unanue Ortiz, emigró de un pueblo de Burgos a Puerto Rico, donde conoció a su esposa gallega, Carolina Casal, y de allí se trasladaron a Nueva York para levantar el imperio de Goya Foods, una empresa con casi mil millones de dólares en ventas anuales y que se ubica en la posición número 377 entre las mayores compañías estadounidenses.

Actual presidente de Goya Foods, ha sido director de la Cámara de Comercio Hispano-Estadounidense hasta marzo de este año y es el mayor empresario de comida latina de Estados Unidos. "Es el segundo mercado más grande de habla hispana del después de México porque hay 57 millones de hispanos", aclara el presidente en una entrevista a una televisión latina.

Con un perfecto castellano pero con un marcado acento estadounidense, Unanue es considerado el tercer hombre latino más adinerado de los Estados Unidos con una fortuna de unos 1.100 millones de dólares (unos 921 millones de euros). Si viviese en España estaría entre los 50 más ricos justo al mismo nivel que la baronesa Tita Cervera y que Fernando Roig, accionista de Mercadona y dueño de Pamesa.

Ahora la familia Unanue quiere conquistar su país de origen y opera una fábrica de aceite de oliva en Sevilla donde hasta hace un lustro fabricaban 3,5 millones de kilos de aceite de oliva para exportar a Estados Unidos, Latinoamérica, China y Rusia.

Pero en su expansión española, Goya ha topado con Mercadona. El único producto que distribuía el conglomerado de la familia Unanue en Mercadona acaba de ser retirado de las estanterías del supermercado de Juan Roig.

Mercadona decidió deshacerse de su intermediario para crear su propia harina 

La harina PAN que distribuye Goya, producto básico en la cocina de las familias venezolanas, colombianas y también centroamericanas y muy popular en Canarias, ha dejado de ser comercializado en España.

Mercadona decidió quitarse a Goya de en medio. No quiere intermediarios que terminen encareciendo el producto. Al percatarse del encarecimiento que suponían los intermediarios, Mercadona buscó un fabricante italiano para producir la misma harina pero con un descuento del 35%. La nueva harina de Mercadona, marca propia, se vende en 1,50 cuando la harina PAN se vendía en 2,29 euros.

El distribuidor no deseado

La harina PAN, producida en Estados Unidos por la empresa venezolana Polar, sólo será comercializada en España en aquellas regiones donde Goya no interviene, es decir, en las Islas Canarias, donde el producto es gestionado por otro distribuidor.

“Se trata de un duro golpe tanto para los fabricantes de harina PAN como para Goya. La mayor parte de sus ingresos en España provienen de este producto”, explican fuentes cercanas a la compañía que sigue trabajando con Carrefour y El Corte Inglés.

La filial de Goya Foods factura en España unos 17 millones de ellos y la medida de Mercadona ocasionará mermas millonarias para la distribuidora. Es el último revés de los Unanue, la familia de origen español más rica de Estados Unidos y la tercera fortuna latina en ese país. Los Unanue han sobrevivido a las crisis económicas más severas (incluida la de 1929) y han sabido vencer a los rivales del mercado más agresivo durante los más de 80 años de vida de Goya Foods. Lo más seguro es que no se queden de brazos cruzados. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad