Imagen promocional de la serie 'Sherlock', producida por la BBC en el Reino Unido. Foto: BBC

La BBC se confiesa superada por Netflix y Amazon

stop

La BBC presenta un informe en el que admite que no ha actuado con rapidez y beligerancia para competir debidamente contra Netflix y Amazon

Barcelona, 29 de marzo de 2018 (18:33 CET)

La BBC (Corporación de Radiodifusión Británica) publicó el segundo informe de su negocio desde la llegada en enero de 2017 de su nuevo presidente, David Clementi. La empresa hizo una confesión: se siente "excluida" del mercado de entretenimiento por el gran éxito de plataformas como Netflix y Amazon.

"El mercado que nos rodea está cada vez más dominado por gigantes de medios con sede en los EEUU", lee el informe anual de la BBC para el periodo 2018/19. "Sus modelos comerciales y sus enormes presupuestos significan que cada vez nos vemos más excluidos de un entorno cada vez más competitivo", agregan.

Esta corporación mediática de servicio público es considerada una de las productoras de entretenimiento más importantes del mundo. Sus series, documentales y producciones periodísticas son un referente mundial y, de hecho, son también muy populares en plataformas como Netflix.

Los documentales sobre naturaleza Planeta Tierra y The Blue Planet, así como las series Doctor Who, The Office, Sherlock y Top Gear —algunas de las producciones más aclamadas de los últimos años— llevan la firma de la BBC.

Entre octubre y diciembre de 2017, los menores de 34 años escucharon más música por Spotify que por la radio de la BBC

Sin embargo, la empresa lanza una alerta. "La creatividad británica y los contenidos británicos están ahora bajo una amenaza real", dice en el mismo informe en el que señala que Netflix y Amazon, "con su extraordinario poder creativo y financiero", le roban parte del mercado sin que la BBC tenga capacidad de reacción.

"Por primera vez, entre octubre y diciembre de 2017 calculamos que los jóvenes entre 15 y 34 años escucharon más música por streamming que la radio de la BBC", explica el análisis.

El reporte menciona que las personas entre 16 y 34 años dedican similar cantidad de tiempo a ver BBC One, el canal privado ITV y Netflix, pero que los jóvenes de entre 16 y 24 años pasan más tiempo viendo Netflix que todos los canales de la BBC juntos.

La situación es más engorrosa para la BBC cuando se trata de las audiencias infantiles, pues el 82% los niños de entre 5 y 15 años van a buscar contenidos directamente a Youtube, la mitad lo hace en Netflix y tan sólo el 29% utiliza el reproductor de vídeos (iPlayer) de la BBC.

Casi la mitad de los jóvenes británicos de entre 12 y 15 años ven televisión desde sus móviles

"Los niños ahora pasan más tiempo en Internet (15 horas y 18 minutos por semana) que viendo televisión (14 horas por semana). El 43% de los jóvenes entre 12 y 15 años ahora utilizan el móvil para ver televisión", sostiene el informe.

La corporación menciona que desde 2010 la financiación de sus servicios en el Reino Unido (que vienen de un impuesto a los televisores y la venta de derechos de sus producciones, entre otros ingresos) ha caído un 18%, mientras que la de ITV ha crecido el 30% y la de Sky el 90%.

"En el año desde el primer informe anual de la BBC y este, la industria mediática ha continuado su transformación a paso notable", comentó David Clementi. "Los gigantes de la industria se están comprando y vendiendo en una carrera a gran escala. Nuestro público está cambiando rápidamente la forma en que consume lo que solíamos conocer como televisión, radio y noticias. El dinero se está vertiendo en algunas partes de la industria y drenando de otras partes a gran velocidad...".

Clementi termina su carta con una nota optimista, celebrando la oportunidad para combatir la crisis de la BBC y para mirar hacia un mejor futuro, pero los resultados no son tan alentadores. Mientras Netflix se recupera del mejor momento financiero de su historia, la otrora referente BBC busca respuestas complejas a preguntas no menos complicadas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad