La burguesía catalana arropa a la Corona

stop

El mundo empresarial barcelonés acude en masa a la presentación de la Fundación Príncep de Girona por parte del príncipe Felipe y la princesa Letizia

Los Príncipes de Asturias y Girona, en Barcelona

15 de diciembre de 2011 (02:09 CET)

La familia real española copa estos días titulares gracias a Iñaki Urdangarín, quien presuntamente defraudó millones de euros de las arcas públicas valencianas y baleares a través del Insituto Nóos. Un escándalo seguido con una atención especial desde Barcelona, ya que la formación económica del Duque de Palma se realizó en las aulas de la escuela de negocios Esade y allí conoció a su socio y supuesto cerebro de la operación: Diego Torres.

La Corona está en horas bajas y el Rey ha reprendido a Urdangarín por no tener un carácter ejemplar, pero este miércoles por la noche los Borbones han recibido el abrazo de la burgesía catalana. En su primera aparición pública tras estallar el escándalo, los príncipes de Asturias y Girona, Felipe y Letizia, han presentado la Fundació Príncep de Girona en el MNAC en un acto en el que no han faltado los grandes empresarios de Catalunya. "Somos una fundación joven, pero contamos con valiosas alianzas y una ambición honesta y transparente", ha afirmado el heredero al trono.

Salvador Alemany (Abertis), Josep Ferrer (Freixenet), Artur Carulla (Agroaliment), Josep Maria Pujol (Ficosa), Sol Daurella (Cobega), Jesús Acebillo (Novartis), Manel Adell (Desigual) y Manuel Carreras (Sport Cultura) han sido algunos de los que han llegado con mayor puntualidad al evento. Igual que Antoni Esteve (Laboratorios Esteve), presidente de la fundación. 

También han participado en el acto Josep Lluís Bonet (Fira de Barcelona), Adriana Casademon (Casademont), Cristina Castañer (Castañer), Carlos Sumarroca (Comsa Emte) o Leopoldo Rodés (Mediaplanning). Asimismo, ha llegado hasta Montjuïc el Duque de Huéscar, Carlos Fitz-James Stuart. Entre los grandes ausentes ha destacado un nombre, el del presidente de La Caixa, Isidre Fainé.

Representación política

La política catalana ha estado representada por gran parte de la plana mayor de CiU. En clave institucional, en el MNAC se han reunido la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y el president de la Generalitat, Artur Mas. Este último ha puesto la nota de color de la jornada en su discurso.

Mientras hablaba sobre la necesidad histórica "de tomar decisiones más allá de las elecciones", el jefe del Ejecutivo ha querido detallar que "no todas las elecciones que se hacen son políticas, hay de muchas clases". Y se ha salido del guión: "Bien, ya sabemos que en la Corona muchas elecciones no hay".

Esta ha sido la declaración más crítica con la Casa Real de la noche, en tono muy amigable. En la hora y media de discursos nadie ha hecho referencia ni a Urdangarín ni a la Infanta Cristina, durante muchos años ilustres de la ciudad.

En cuanto al PSC, el ex president y actual senador José Montilla ha escuchado atentamente como el ministro de Educación en funciones, Ángel Gabilondo, hablaba sobre la necesidad de abrir un debate "sobre qué es la sobrecalificación" de los jóvenes.

En total, casi mil personas han asistido a la presentación de la Fundació Príncep de Girona, que ya tiene dos años y medio de vida.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad