La Caixa sacará sus comerciales a la calle

stop

La entidad intentará captar 200.000 nuevos clientes bajo el concepto CaixaNegocios, que reúne un cambio tecnológico y de enfoque comercial

Juan Antonio Alcaraz, nuevo presidente Barclays España

27 de febrero de 2014 (20:53 CET)

Unos 2.600 empleados de La Caixa, con toda la tecnología disponible en la actualidad, serán los responsables de conseguir que el negocio de autónomos, comerciantes y pequeños empresarios forme parte aún más amplia de la actividad de la entidad.

La Caixa y su nuevo ejército de comerciales móviles deberán atraer a 200.000 clientes, la cifra que su director general de Negocio, Juan Antonio Alcaraz, y el resto de colaboradores que participaron en la presentación de ayer, consideran suficiente para modificar las relaciones de la entidad financiera con ese segmento de profesionales.

Proximidad

Líder en España con 13,6 millones de clientes, Caixabank aspira a seguir creciendo. En especial en el sector de comercios, autónomos, profesionales y microempresas, que ahora suponen un 10% del total, pero que constituye uno de los segmentos más rentable de negocio. La entidad que preside Isidro Fainé ha comenzado este nuevo modelo de relación comercial con la intención de estar más cerca de este tejido productivo.

El esquema se fundamenta en el concepto de proximidad. En ese ámbito, 2.600 gestores se centrarán íntegramente en el negocio de esos clientes en sus propios domicilios profesionales. Estarán equipados con tablets y smartphones para asesorar y facilitar la contratación de los productos y servicios desde el propio terminal. Inclusive la firma del documento, que hasta ahora requería el desplazamiento a la oficina, se realizará en la misma visita.

Dos mil millones en créditos

Además de los gestores especializados, las oficinas contarán con una persona de referencia para el segmento de Negocios. Con este despliegue, Caixabank espera consolidar su "liderazgo actual en banca minorista".

La ofensiva en autónomos y microempresas incluye una línea de 2.000 millones en créditos preconcedidos, que guardarán relación con la facturación de cada cliente, lo que permite una fuente de liquidez en forma de anticipo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad