El elenco de la serie española 'La casa de papel'. Foto: Manuel Fernández-Valdés/Netflix

'La casa de papel' empuja la inversión de Netflix en Europa

stop

La aclamada serie española es una de las razones por las que Netflix más que doblará su inversión de contenidos originales en Europa

Barcelona, 19 de abril de 2018 (14:17 CET)

La casa de papel impulsa el ímpetu de Netflix por colocarse a la cabeza del mercado mundial del vídeo en streaming. Centrada en que necesita más clientela internacional que la estadounidense, la empresa tira del éxito de la serie española de intriga producida por Atresmedia y Vancouver para aumentar su apuesta en Europa.

Netflix anunció que más que doblará su inversión europea y este año destinará 1.000 millones de dólares (unos 800 millones de euros) a la producción y coproducción de contenidos originales y exclusivos en este continente, entre lo cual vaticinó una gran partida para la creatividad española.

Además de la tercera temporada de La casa de papel (que ya se convirtió en la serie no anglosajona más popular en la historia de la plataforma), Netflix invertirá en España para producir la tercera temporada de Las chicas del cable, la segunda de Paquita Salas y una nueva serie llamada Élite.

Netflix produce un documental sobre el proceso independentista en Cataluña

Netflix también producirá un documental político en España llamado Dos Cataluñas que explora la historia más reciente del proceso independentista en Cataluña, en cuenta el referéndum del 1-O y las elecciones del 21-D.

El gasto de Netflix en Europa también aumentará en Alemania, un país que ya comprobó que tiene historias que interesan al resto del planeta, como la exitosa Dark, que tendrá una segunda temporada. Dogs of Berlin será otra serie germana que producirá la plataforma.

La inversión de Netflix también salpicará a producciones de Francia, Holanda, Italia y el Reino Unido.

Netflix mira de reojo a Hollywood

Durante la mayor parte de su historia, Netflix ha tenido a Hollywood como prioridad. Sus primeros esfuerzos de producción original se enfocaron principalmente en el mercado estadounidense, pero su estrategia empieza a cambiar a la luz de una realidad inesperada: la empresa crece más fuera que dentro de EEUU.

De los 125 millones de suscriptores anunciados por la compañía este semana, sólo el 45% viven en EEUU. Netflix afirmó que en el último año su base de ususarios internacionales creció en 5.5 millones, para un total de 68.3 millones, mientras que su mercado estadounidense tan sólo creció en dos millones para un total de 56.7 millones de ususarios.

Las producciones de Netflix en Europa dan trabajo a unas 35.000 personas

En términos generales, las suscripciones de Netflix crecieron en 7,4 millones durante el último año; un millón más de lo esperado en Wall Street. La empresa emplea a unos 200 trabajadores en Europa y afirma que en sus producciones en este continente trabajan alrededor de 35.000 personas.

"Creemos que las grandes historias trascienden las fronteras", dijo el presidente de contenidos de Netflix, Ted Sarandos, en Roma. "Cuando las historias de diferentes países, idiomas y culturas encuentran una plataforma global en la que la única limitación es la imaginación del creador, surgen relatos únicos pero universales que son abrazados en el resto del mundo".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad