La CCC oculta información grave a su administrador concursal

stop

El liquidador de la Confederació de Comerç denuncia falta de colaboración de la cúpula de la patronal, que oculta documentación financiera y fiscal

Maria Rosa Eritja, presidenta de la Confederació de Comerç de Catalunya

Barcelona, 12 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

Tras unos meses agonizando, la Confederació de Comerç de Catalunya (CCC) presentó en septiembre concurso de acreedores y cesó su actividad. Punto y final. Lo único que quería su cúpula, encabezada por Maria Rosa Eritja, era terminar con la agonía y que fueran un juez y un administrador concursal quienes levantaran acta de defunción y repartiera el sacrificio entre los acreedores. O eso decían.      

La realidad, casi tres meses después de presentar el concurso, es que el administrador concursal encargado de la liquidación de la patronal no ha podido hacer un análisis exhaustivo de la situación de la CCC porque le falta información. Información que la cúpula de la organización le está ocultando, según el propio liquidador ha manifestado.      

Fechado el 21 de noviembre, el primer informe de Compas Concursal, al que ha tenido acceso Economía Digital, denuncia falta de colaboración de la CCC, que no ha entregado al liquidador toda la información exigida. Se trata de documentación básica y su ocultación es considerada como muy grave por el administrador concursal.    

Sin información fiscal      

Entre la documentación que no ha facilitado, el informe destaca que no se ha entregado la contabilidad: libros de balances, inventarios y diarios de los últimos cuatro ejercicios (de 2012 a 2016). Además, tampoco se ha facilitado información fiscal, como las declaraciones tributarias de los últimos tres años.    

De hecho, en el capítulo sobre las deudas tributarias de la CCC, los blancos son muy sonoros. El informe recoge información de la Agencia Tributaria, según la cual la patronal debe dinero al fisco por el IVA del último trimestre de 2015 y el segundo de 2016, así como por IRPF del primer semestre de este año.  

No obstante, el liquidador no pudo cotejar esta información, pues no cuenta ni con la contabilidad ni con el histórico de declaraciones. Los capítulos de IVA e IRPF están en blanco.      

"Muy grave"    

El administrador considera esta falta de información como "muy grave", porque supone una traba para analizar con suficientes garantías la situación económica y financiera de la patronal, así como las causas que la han llevado a la bancarrota.      

También resalta el informe que la falta de colaboración de la CCC puede hacer imposible rendir cuentas con las administraciones que le dieron subvenciones. Por ello, la deuda de la Confederació, calculada en el mismo informe en 4,7 millones de euros, puede ser todavía mayor.

Antes de cerrar este informe, el administrador concursal requirió la información que falta a la antigua cúpula de la patronal, pero a 21 de noviembre, no disponía de ella. Economía Digital ha intentado contactar con Maria Rosa Eritja para saber si se ha entregado toda la información, pero no ha obtenido respuesta.      

Sin denuncias, por ahora      

La Confederació de Comerç de Catalunya presentó en septiembre el concurso de acreedores y anunció su cierre, tras constatar que la situación era irrecuperable. Las pérdidas reiteradas de la patronal generaron un agujero calculado en cerca de 5 millones de euros.      

Unos meses antes, en mayo, habían despedido a su histórico secretario general, Miquel Àngel Fraile, a quién Eritja y la junta de la CCC culparon exclusivamente de la bancarrota de la organización. Si bien es cierto, como demostró este medio, que engañó a la junta con las cuentas, también lo es que sus miembros las firmaban.  

Además, por ahora no constan denuncias de los miembros de la Confederació contra Fraile, lo que es cuanto menos extraño, teniendo en cuenta la contundencia que han usado para culparle de las pérdidas y las deudas de la CCC, eludiendo sus propias responsabilidades.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad