La dirección de Panrico enoja por enésima vez a la plantilla de Catalunya

stop

Los requisitos de la cúpula para despedir a 80 personas hace saltar por los aires el nuevo acercamiento entre las partes

23 de mayo de 2014 (21:26 CET)

El conflicto laboral de Panrico en Catalunya parecía este jueves que tenía una solución plausible tras la reducción de la afectación (por mandato de la Audiencia Nacional). Pero los requisitos de la cúpula para elegir a los 80 despedidos, el 40% menos de lo previsto inicialmente, han hecho saltar por los aires el acercamiento. La dirección del grupo había solicitado "participar en la designación de la plantilla restante más idónea para obtener los criterios de eficacia y eficiencia perseguidos en el Plan Industrial y Estratégico" de la empresa, según ha informado en un comunicado.

La dirección ha alegado que Panrico "necesita a los mejores profesionales para hacer de la planta de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) un ejemplo de eficacia y competitividad", tal y como ocurre en el resto de plantas del Estado, ha añadido. Ha asegurado que algunos miembros del comité de empresa "se oponen frontalmente" a la propuesta y han comunicado a la dirección de la empresa que mantendrán la huelga indefinida iniciada hace más de siete meses, el 13 de octubre. "Ello nos lleva a considerar que [...] la empresa no tendrá más opción que plantear una nueva reclamación, esta vez, por huelga abusiva", ha advertido, y ha afirmado que la protesta de los empleados está afectando a los clientes y proveedores de Panrico en Catalunya.

Asamblea el sábado


Fuentes sindicales han explicado a Europa Press que la propuesta concreta que la dirección les ha transmitido ha sido "echar al comité y a los huelguistas los primeros y vetar bajas voluntarias". De momento, la plantilla mantendrá la huelga indefinida y prevé tomar una decisión en la asamblea que se celebrará el sábado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad