La Audiencia mueve a Panrico: rebaja los despidos en Catalunya

stop

La dirección del grupo plantea amortizar 80 empleos en lugar de los 133 planteados inicialmente

22 de mayo de 2014 (20:17 CET)

El rechazo de la Audiencia Nacional al expediente de regulación de empleo (ERE) de Panrico ha propiciado que la dirección del grupo, encabezada por Carlos Gila, se siente de nuevo a negociar con la plantilla. Este jueves se ha reunido con los promotores de iniciar la vía judicial: el comité de empresa de la planta de Santa Perpètua de Mogoda (BCN). La cúpula ha propuesto a los sindicatos reducir en un 40% la afectación de la regulación en el centro de trabajo. Sugiere dejar en 80 los 133 despidos incluidos en la reestructuración aprobada a finales de noviembre del pasado año.

El comité de empresa no ha respondido al ofrecimiento de la directiva. Tras siete meses de huelga, ha convocado una asamblea para votar si se acepta o se rechaza la iniciativa. No se ha concretado si el sondeo será a mano alzada, como los últimos que han tenido lugar en la compañía, o se habilitará una urna para que la elección sea secreta. La organización ha sido criticada incluso por las centrales de los sindicatos por este motivo.

Intervención de la Generalitat

El fabricante de Donuts y Bollycao ha insistido en su encuentro con el comité que la Audiencia Nacional ha declarado válido y ajustado a derecho el ERE y la rebaja salarial del 18%. El tribunal considera que no están justificados los 156 despidos para 2015 y 2016. La cúpula ha recordado que el resto de plantas afectadas por el ajuste han encontrado otras soluciones para garantizar el plan de viabilidad.

La Generalitat de Catalunya ha intervenido de nuevo en el conflicto laboral. Ha reclamado responsabilidad tanto a la directiva como a los empleados para poner punto y final a un desencuentro que se remonta a octubre del pasado año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad