La familia Catelli da un giro conservador a la estrategia Prénatal

stop

REESTRUCTURACIÓN DEL GRUPO

'Megastore' de Prénatal en Madrid

21 de mayo de 2012 (20:30 CET)

Para recuperar la viabilidad de Prénatal, la familia Catelli ha decidido dar un giro conservador a la estrategia de la compañía. A finales de la semana pasada, el presidente, Michele Catelli, comunicó a los directivos que nombraba a Stefano Mazzia nuevo consejero delegado de la empresa de origen español en sustitución de Mark Rollmann, quien dejó el grupo a principios de año.

Mazzia, con un marcado perfil financiero, tiene una larga trayectoria en Prénatal. De hecho, incluso había ocupado con anterioridad la misma silla de CEO, que dejó para encargarse de controlar las finanzas del grupo en su momento de máxima expansión.

Gran inversión

En los últimos cinco años, la inversión para impulsar el business plan llegó a los 60 millones de euros, según explican fuentes internas de la compañía a Economía Digital. Pero las dificultades económicas del grupo obligaron a los Catelli a congelar la expansión en el presente ejercicio y parar temporalmente los objetivos previstos en la hoja de ruta, que llega hasta 2016, según los mismos interlocutores.

El conglomerado italiano Artsana, que compró la española Prénatal en 1996, tiene problemas de cash a raíz de la situación económica actual. Es un grupo muy poco apalancado, ya que la familia Catelli ha apostado siempre por hacer inversiones con capital propio sin abrir grandes líneas de financiación.

No tienen intención de cambiar su modus operandi, informan desde el entorno de los italianos, por lo que han decidido reestructurar sus sociedades y aplicar una estrategia de control de gastos a todas ellas. Además de Prénatal, gestionan las marcas Chicco o Control.

Cierre de 40 tiendas

En el ejercicio 2010, el último del que se han publicado los resultados, Prénatal facturó 17 millones de euros menos que el anterior. Pasó de los 252,1 millones de ventas en 2009 a los 235,1, una tendencia a la baja que desde la empresa aseguran que se mantiene. Este año, cerrará 40 establecimientos en el país. Los menos rentables del grupo y que no encajan en el business plan. Ya han firmado un acuerdo con los trabajadores en el que aprueban una indemnización de 30 días por año trabajado y un máximo de 16 mensualidades para abandonar la compañía. 

En un momento en el que las marcas de gran distribución como H&M y Zara les ganaban cuota de mercado, los directivos de Prénatal realizaron una estrategia con tres pilares: más tiendas en grandes almacenes en detrimento del comercio local; ampliar las líneas de negocio hasta los ocho años de edad; y mejorar el diseño y bajar precios para el segmento de moda infantil. En textil para niños, controlan entre el 3% y el 4% de la cuota de mercado en España.

Prénatal está presente en 16 países y tiene 440 puntos de venta, la mayoría en Italia. En España, donde nació la marca, cuenta con 92 establecimientos. Casi todos son propios, aunque aún existen 14 tiendas que funcionan con modelo de concesión: el local es de propiedad privada y Prénatal realizó en su momento la inversión para iniciar el negocio. Estos establecimientos quedan al margen de la reestructuración, ya que los contratos de colaboración se renuevan bianualmente. Una cláusla que, según las mismas fuentes, da margen suficiente para finalizar la actividad cuando la caja no cuadra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad