La fiscalía de Barcelona investiga una presunta estafa en el Col·legi de Periodistes

stop

El actual decano, Josep Maria Martí, está citado a declarar. Desde la candidatura alternativa que concurrió a la presidencia del colegio niegan que ellos hayan instigado las pesquisas

18 de diciembre de 2010 (18:36 CET)

La fiscalía de Barcelona ha puesto el ojo en el Col·legi de Periodistes de la ciudad. El pasado viernes el actual decano, Josep Maria Martí, recibía en la redacción donde trabaja una citación para prestar declaración sobre las presuntas irregularidades que existen en la gestión de este organismo. Igualmente, también ha recibido una misiva el actual gerente del Col·legi, Àngel Jiménez, que lleva más de 10 años en el cargo.

Según ha podido saber Economía Digital, la justicia quiere aclarecer las cuentas del organismo que se nutre, entre otras vías de ingresos, de la recaudación de los quioscos más céntricos de la ciudad en Passeig de Gràcia, Plaça Catalunya y Caneletes. Además, algunas voces han señalado que el antiguo decano de la institución, Josep Carles Rius, también había prestado declaración por este caso hace unos 15 días. “Es completamente falso, me he enterado de la investigación por las llamadas de teléfono que me están haciendo”, ha afirmado a este medio de comunicación desmintiendo los rumores.

También han negado cualquier implicación en las pesquisas de la fiscalía fuentes próximas a la candidatura que compitió con Martí para llegar a la presidencia del Col·legi, liderada por Salvador Cot y Pilar Antillach. Eso sí, han reconocido que a principios de la semana pasada, durante la última reunión de la junta de gobierno, las dos fuerzas que actualmente hay en la dirección del organismo discutieron por las cuentas presentadas por el equipo de Martí para cerrar este ejercicio; a su parecer, poco transparentes.

Conselleria de Justícia

Precisamente durante la cursa para llegar a la presidencia del Col·legi (las elecciones tuvieron lugar el pasado mes de marzo) Cot y Antillach habían llegado a pedir a la Conselleria de Justícia, que supervisa a los colegios profesionales, que investigara una supuesta estafa dentro de la institución. Entonces les contestaron que no habían encontrado nada irregular.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad