La fundación que gestionará la Mobile World Capital verá la luz a principios de noviembre

stop

PROYECTO INDUSTRIAL

Guillermo Vidal Wagner, socio de Cuatrecasas Gonçalves Pereira

25 de septiembre de 2011 (23:51 CET)

Barcelona será hasta 2018 la capital mundial del móvil (WMC, por sus siglas en inglés). Un hito conseguido en julio y que tras el verano empieza a cobrar forma. Por el momento, Telefónica ya ha puesto en marcha la red 4G en algunos puntos de la capital catalana y el Congreso dio luz verde este jueves a una ley en la que declaran el evento "acontecimiento de excepcional interés público", lo que se traduce en beneficios fiscales para las empresas patrocinadoras. A principios de noviembre verá la luz la piedra llave de esta construcción, ya que se constituirá oficialmente la Fundación Mobile World Capital, tal como informan desde Cuatrecasas, Gonçalves, Pereira a Economía Digital.

“Una vez esté constituida se podrá empezar a dar forma al hub tecnológico de Barcelona”, explica el socio que se ha encargado de gestionar el WMC, Guillermo Vidal Wagner. Desde el bufete han trabajado al lado de las administraciones que han perseguido este evento. Han participado en las cuatro visitas que realizaron los miembros de la GSMA, la asociación organizadora del Mobile World Congress, a Barcelona y presentaron la candidatura en Ginebra.

Tras el anuncio de John Hoffman, presidente del GSMA, el equipo dirigido por Vidal Wagner se ha encargado de aglutinar los intereses de la asociación multinacional, Fira de Barcelona, Turisme de Barcelona, el ayuntamiento de la ciudad, la Generalitat y el Gobierno en los estatutos de la fundación. Comentan que están casi pactados y que los intereses de todos ellos van en una misma dirección: tener cuanto antes definida la arquitectura de gestión para concretar “el proyecto industrial que hay detrás de la WMC”.

Representación

Estarán en el patronato todas las administraciones y empresas públicas mencionadas, además del GSMA. El jurista avanza que, “salvo cambios en el último momento”, todos participarán como partners. Por lo tanto, Hoffman no llevará la voz cantante dentro de la fundación. “Tendrá una presencia relevante, pero la representación de las administraciones será prioritaria”.

Asimismo, y tal como se avanzó en la presentación de la candidatura, inicialmente el capital será 100% público. “Más adelante se dará entrada a las empresas que se quieran incorporar en el proyecto”. Hasta 2018 está previsto que entre la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y el Estado aporten 90 millones de euros. Una cantidad que aseguran que tiene una alta rentabilidad, ya que estiman unos ingresos directos de 6.000 millones de euros con todos los eventos del año.


Ubicación del centro de alta tecnología

Una de las primeras decisiones que tendrá que tomar la fundación es decidir la sede del centro de alta tecnología instalado en el centro de Barcelona. Telefónica ha ofrecido los 200 metros cuadrados de su futura tienda de referencia en Portal del Àngel, un establecimiento que renovará en breve para convertirla en una Flagship Store de Movistar muy parecida a la de Madrid.

El punto flaco de este ofrecimiento es que no deja sitio a sus competidores, que sí que podrían estar en plaza Catalunya. En un local de propiedad municipal, tal como comentan desde la candidatura.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad