La Guardia Civil detiene al ex presidente de Eurobank por la trama de los ERE

stop

JUDICIAL

20 de marzo de 2013 (21:22 CET)

La Guardia Civil ha detenido por orden judicial al ex presidente de Eurobank, Eduardo Pascual Arxé, y a la directiva Maria Vaqué por su implicación en el caso de los ERE de Andalucía. Ambos están vinculados a las empresas Vitalia y Uniter, que, según las sospechas de la policía, daban cobertura legal a los expedientes de regulación de empleo fraudulentos.

No han sido los únicos detenidos. El Grupo de Delitos Económicos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han arrestado a lo largo de la mañana a un total de nueve personas en Barcelona con cargos en Eurobank, Vitalia y Uniter.

La operación


Fuentes cercanas a la investigación indican que la supuesta trama delictiva --la cual habría defraudado unos 50 millones de euros a la Junta de Andalucía-- utilizaba a los empresarios catalanes para dar apariencia de legalidad a unos ERE irregulares a cambio de comisiones.

En total, la juez que investiga el caso, Mercedes Alaya, ha ordenado la detención de 30 personas por toda España. Entre ellos, Javier Guerrero, ex director general de Trabajo de la Junta de Andalucía. La magistrada ha solicitado que ingrese de nuevo en la cárcel por su responsabilidad en el fraude.

El 'caso Eurobank'

El caso Eurobank está en su fase final. El juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, acordó a mediados de febrero abrir el juicio oral contra quince ex directivos (entre ellos Pascual Arxé y Vaqué) por varios delitos entre los que destacan los de estafa, apropiación indebida y blanqueo de capitales. El magistrado los venía investigando por enriquecerse de forma fraudulenta a través del desvío de beneficios de las diferentes empresas vinculadas a Eurobank y estafas inmobiliarias. Sólo Arxé pudo llevarse 13 millones de euros.

Por otro lado, existe una pieza separada que investiga la labor de los liquidadores de la entidad, que podrían haber malvendido el patrimonio para favorecer intereses de Pascual Arxé. En concreto, el magistrado Ruz busca respuestas a las minusvalías en el patrimonio del banco, valorado en 26,7 millones de euros en 2003 pero que ahora está tasado en 4,5 millones, según indican las cuentas el interventor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad