La infanta Cristina se alquiló su propia vivienda para ahorrar impuestos

stop

La hija del Rey se declaró arrendadora y arrendataria del palacete de Pedralbes, así generó gastos en Aizoon que, a su vez, rebajaron la factura con el fisco

28 de octubre de 2013 (20:23 CET)

La infanta Cristina figura como arrendadora y arrendataria de un contrato de alquiler sobre su propia vivienda, el palacete de Pedralbes. Según la investigación que Hacienda ha remitido al juez del caso Nóos, José Castro, la hija del Rey rubricó de su puño y letra el documento con el que generaron gastos presuntamente falsos en Aizoon. Se trata de la sociedad conjunta con el duque de Palma. De este modo, aligeraron la factura fiscal.

Con el contrato falso y la operativa de alquiler ficticio que se desplegó, la Infanta desvió además a sus bolsillos 30.747 euros que previamente había colocado en la empresa tapadera mediante la emisión de facturas fraudulentas por servicios inexistentes, informa El Mundo. Según el rotativo de Pedro J. Ramírez, la hija del Rey cobró de su propia sociedad 6.000 euros en 2006, 6.180 en 2007, 6.444 en 2008, 7.128 en 2009 y 4.995 en 2010, con el caso en pleno clímax judicial.

El resultado completo de la inspección de la Agencia Tributaria no duda en tildar a Aizoon de “mera sociedad instrumental” del matrimonio. Los documentos demostrarían, según la información del diario, la participación directa y consciente de Cristina de Borbón en la trama del caso Nóos incurriendo en delitos de fraude fiscal. De sustanciarse los informes aportados por Hacienda, la puerta a la imputación queda abierta de par en par. El fiscal del caso alegó en su día que necesitaba pruebas “sobre la participación consciente de la Infanta dirigida a la defraudación a la Hacienda pública”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad