stop

La cadena de clínicas iDental, que afronta denuncias gremiales, de empleados y clientes, reserva 1,2 millones para contingencias legales en un solo año

Madrid, 09 de mayo de 2017 (10:00 CET)

Después de la caída de Vitaldent, el fiasco de iDental. La cadena de clínicas odontológicas para pacientes con escasos recursos se prepara para una ola de demandas por parte de clientes. Los afectados se comienzan a agrupar para denunciarla ante a la policía y los tribunales. iDental, la mayor red de odontología low cost de España, arrastra quejas por mala praxis y denuncias de trabajadores por retrasos en los pagos.

La compañía ha ordenado provisionar 1,2 millones de euros en un solo año para reservas legales, que incluyen riesgos por procesos legales, judiciales y demandas. Las denuncias por estropear bocas con dudosos tratamientos y materiales de bajo coste crecen cada día. Los afectados se han organizado en agrupaciones en toda España y hasta el Colegio de Odontólogos ha pedido la intervención del Gobierno por considerar "que las clínicas trabajan al borde de la ilegalidad".

iDental es la marca más conocida de un entramado empresarial levantado por Antonio Javier García Pellicer, empresario radicado en Alicante y que tiene a sus órdenes la gestión de medio centenar de empresas, según los datos del registro mercantil.

Algunos de los trabajadores despedidos por la empresa no han cobrado sus últimas mensualidades, según denuncian extrabajadores. El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) denuncia a la clínica de Almería ante Inspección del Trabajo por los retrasos reiterados en las nóminas.

La compañía, que asegura contar con una plantilla de 2.400 trabajadores, sostiene que todas las denuncias de trabajadores son falsas y argumenta que está al día con las nóminas. iDental considera que “algunos sectores de la odontología” atacan a la empresa porque triunfa en facturación en los sectores sociales olvidados por los odontólogos.

iDental sostiene que el gremio les ataca porque atiende a personas olvidadas por la odontología 

La empresa cuenta con más de 5 millones de euros en facturación al año. Fundada en 2014, hasta ahora no ha auditado sus resultados. Asegura que legalmente no estaba obligada. A pesar de ello, explica que este año prevé publicar los resultados de su primera auditoría.

Justificantes de ingresos en la primera cita

La cadena de clínicas tiene una operativa peculiar. Cada vez que un paciente llama para pedir la primera cita, el personal de atención al cliente advierte de que debe llevar los justificantes de ingresos de todos los miembros de la familia y hasta recibos de luz y agua. Un autobús gratuito desde Atocha, en Madrid, los envía a la central de la empresa, un edificio ubicado en el municipio de Rivas Vaciamadrid, a las afueras de la capital.

Una vez allí, los presupuestos que se presentan al cliente son elevados, pero iDental ofrece descuentos de hasta el 80%. Ello hace que la mayoría de tratamientos se ubiquen entre los 2.000 y los 3.000 euros, según relatan los pacientes de la cadena. Los clientes, en su mayoría de escasos recursos económicos, deben aceptar el presupuesto en menos de 48 horas para beneficiarse de la oferta. Entonces, comienza la petición de un préstamo con empresas de crédito de consumo.

Las formas como se endosan los préstamos podría disparar la ola de demandas. “He pagado el tratamiento completo y llevo un año con los tornillos y sin dientes”, explica María, una afectada de Valladolid. “Me dijeron que tenía que pagar 5.300 euros por ponerme todos los dientes con un pago de 200 euros mensuales. Pero después de arreglarme la primera parte, me exigían 2.000 euros de golpe que no tenía". 

Una paciente de iDental: "Tuve hemorragia y estuve mes y medio con la cara hinchada. Aún me pasan los cargos"

"Al final, tuve hemorragia y estuve mes y medio con la cara hinchada. Aún así, me siguen pasando los cargos a la tarjeta de crédito. Los he denunciado a los Mossos y quiero ir a los juzgados y a donde haga falta porque es un engaño”, explica Celedonia, una jubilada de 63 años que trabajó toda su vida como limpiadora en Barcelona.

La asociación de afectados por las clínicas dentales, Afecade, cuenta con 71 pacientes que se han unido para ir en contra de iDental. Desde la asociación, aseguran que cada día llegan nuevos afectados.

iDental obtiene enormes cifras de facturación con base en la atención masiva. Para ello, apuesta por la publicidad. Sólo en 2015 la compañía gastó más de un millón y medio de euros en campañas. En programas de radio, destinó más de 800.000 euros en anuncio. En televisión, invirtió 200.000 euros más y en la distribución de folletos y relaciones públicas asignó unos 460.000 euros, según las últimas cuentas publicadas por la compañía (2015).

Críticas gremiales

El gremio de odontólogos se ha alzado contra las prácticas de la red de clínicas dentales de bajo coste. "Profesionales como los protésicos dentales o empresarios se han aprovechado de la excesiva permisividad de la legislación para trabajar como dentistas. Eso es impensable en otros países de Europa. Contratan a dentistas autónomos que no tienen derecho a vacaciones y es una situación que la inspección laboral no ha controlado", explica Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas de España.  

El Colegio de Odontólogos de Valencia ha denunciado que los profesionales de iDental estaban obligados a dormir y comer en el recinto para aumentar su productividad. El Ayuntamiento de Valencia constató las irregularidades, pero hasta ahora la mayor parte de las clínicas han superado las inspecciones y continúan trabajando con normalidad.

iDental se defiende de las críticas al asegurar que ha atendido a más de 250.000 pacientes y que el 99,99% está satisfecho, aunque la creciente ola de quejas pone en duda la versión oficial. Lo que sí está claro es que, hasta ahora, ha sido un negocio provechoso. Los directivos se han repartido  2,3 millones de beneficios en 2015. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad