Un Botín inyecta 1,5 millones al mes en Vitaldent para lavar su imagen

stop

El nuevo fondo invierte casi 1,5 millones de euros al mes en campañas de televisión para relanzar a la cadena que ha perdido el 50% de su facturación

Javier Botín, nuevo dueño de Vitaldent.

Madrid , 02 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

Javier Botín, el hermano menor de Ana Patricia, ha puesto en marcha un agresivo plan publicitario para lavar la malograda imagen de la cadena Vitaldent, la red de franquicias fundadas por el empresario uruguayo Ernesto Colman, que permanece en prisión acusado de crear una red de lavado de dinero negro.  

Javier Botín adquirió la empresa después de la entrada en la cárcel de la cúpula de Vitaldent y de la caída estrepitosa en la facturación de las clínicas dentales. Las tiendas han perdido el 50% de la facturación, según han explicado a Economía Digital fuentes de la compañía y buena parte de los franquiciados sufren una complicada situación financiera.

Para reflotar Vitaldent, Botín ha inyectado unos 40 millones de euros a la empresa. Sólo el pasado noviembre, la compañía invirtió 1,5 millones de euros en publicidad, según ha podido saber este medio por fuentes internas de la empresa.

La inversión publicitaria supone tres veces más de lo que Vitaldent ha invertido en marketing durante los últimos 12 meses. "Es la mayor inversión publicitaria en la historia de la cadena que incluye campañas en las principales televisiones de España", añaden las mismas fuentes.

La nueva empresa propietaria de la marca, JB Inversiones Odontológicas, ha prometido mayor transparencia en los gastos publicitarios. Los franquiciados de Vitaldent se habían quejado de la opacidad del gasto publicitario del anterior dueño que fue acusado de apoderarse de los ingresos de las tiendas franquiciadas y crear una red de lavado de dinero.  

Ahora, la nueva empresa de Botín promete a la red de clínicas explicar al detalle el gasto publicitario y de marketing que cada semana se paga para promocionar la malograda marca Vitaldent.  

El capital riesgo de los Botín  

JB Inversiones Odontológicas pertenece a familiar JB Capital Markets, la empresa de Javier Botín que recogió a los ejecutivos despedidos por su hermana Ana Patricia cuando decidió cerrar Vista Capital, la tradicional sociedad de capital riesgo de los Botín.  

Ahora, JB Capital Markets quiere reflotar Vitaldent para venderla apenas vuelva a recuperar parte del terreno perdido. Para ello, ha ofrecido a los franquiciados retirar las denuncias cruzadas que están en los juzgados por fraude e impagos. Pero la propuesta de tregua y los planes de maquillaje no llegan en el mejor momento.    

Un buen número de tiendas afrontan litigios judiciales por mala praxis con pacientes. De hecho, las franquicias que no tienen ningún juicio por este motivo intentan usar ese argumento como muestra de solvencia frente al resto de clínicas ante las renegociaciones de los cánones.  

La empresa ha prometido la condonación parcial de parte de los cánones que adeudan a la cadena y que los franquiciados se han negado a pagar después del escándalo que hundió su facturación y su reputación. Vitaldent es la primera inversión oportunista de la nueva empresa del menor de los hermanos Botín y mano derecha, en el ámbito privado, de Ana Patricia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad