La plantilla de Alstom amenaza con nuevas movilizaciones

stop

La falta de acuerdo para reeditar el convenio colectivo de Santa Perpètua reabre el conflicto laboral

28 de agosto de 2013 (17:36 CET)

Los 700 trabajadores de Alstom Transport en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) se preparan de nuevo para salir a la calle. El conflicto laboral tiene como escenario la negociación del convenio colectivo de la filial de la multinacional francesa. La negociación ha entrado en barrena y los sindicatos del grupo denuncian que la dirección, encabezada por Joan Forcada, vincula las futuras cargas de trabajo en la factoría a la rebaja de las condiciones laborales.

Tachan de chantaje esta pretensión y recuerdan que en 2011 se acordó un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectó a la mitad de la plantilla. Fue la segunda reestructuración en la compañía desde el inicio de la crisis. “La fábrica ya está adaptada al mercado nacional”, sentencia el representante de CCOO en el comité de empresa, Daniel García.

Condiciones

“Trabajamos en un grupo que tiene sobrecarga de trabajo y no la quiere repartir para intentar rebajar los salarios”, asegura.

“Somos la segunda plata más barata que fabrica trenes para el grupo, por detrás de Polonia”, añade. El sindicalista también mantiene que la propuesta que la dirección de Alstom Transport tiene sobre la mesa firmada por los sindicatos se acerca “mucho” a las condiciones de la planta de la localidad polaca de Elblag. “Es imposible equipararlas”, afirma García.

Calendario de movilizaciones

La reivindicación de los empleados catalanes cuenta con el apoyo del comité de empresa europeo de Alstom. Su secretario general, el alemán Kai Müller, se reunirá con la plantilla la próxima semana.

En ese momento, los trabajadores ya tendrán definido el calendario de protestas. El comité de empresa de Alstom Transport se reúne este jueves para pactar las nuevas protestas. No descartan acampar de nuevo en el Parlament o la Generalitat, en línea con las manifestaciones de 2011, para que el Govern de Artur Mas (CiU) tome nota de sus reclamaciones y mueva ficha.

Administración

El Ejecutivo catalán se ha mantenido al margen del conflicto. Medió en la regulación de 2011 para llegar a un punto de acuerdo entre las partes. El comité de empresa rechaza que Mas o el conseller de Empresa i Ocupació, Felip Puig (CiU), arbitre la negociación. Reclama que intervenga para que la dirección de Alstom dé su brazo a torcer y ceda en algunos puntos de su propuesta de convenio, pero no quiere más presiones sobre los sindicatos.

Hace extensible esta exigencia al Gobierno central. Los trabajadores recuerdan al Ejecutivo de Mariano Rajoy (PP) que uno de los proyectos que está sobre la mesa y que Alstom puede llevar fuera de España es la construcción de los convoys del futuro metro de Riad (Arabia Saudí). Un contrato que ganó una corporación de empresas españolas encabezada por FCC. La dirección ha reiterado este miércoles que está perdido, pero el comité de empresa asegura que la decisión aún no es definitiva.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad