La prensa en papel sigue a la baja. EFE/Zipi

La prensa de papel se hunde un poco más: otra caída en medio año

stop

Los ingresos por ventas de ejemplares de tres de las principales cabeceras en España siguieron a la baja durante los seis primeros meses de 2019

Barcelona, 09 de agosto de 2019 (04:55 CET)

Los seis meses transcurridos desde el inicio de 2019 no han sido los mejores para la prensa en papel en lo que a ventas de ejemplares se refiere. Es lo que se desprende de los resultados financieros de tres de las principales cabeceras en España. Unidad Editorial, Vocento y Prisa volvieron a ver cómo los lectores les daban la espalda en los quioscos, algo que compensaron gracias a la publicidad, que siguió aumentando.

Son datos declarados ante los mercados hace menos de una semana, tras la presentación de los resultados semestrales de Prisa y Vocento, que cotizan en España, y de Unidad Editorial, que lo hace en Italia a través de su matriz RCS MediaGroup, propietaria también de La Gazzetta dello Sport y del Corriere della Sera

Prisa, editora de diario El País y del económico Cinco Días, entre otros, reconoció que ingresó menos por "ventas de periódicos y revistas", según figura en sus cuentas presentadas en la CNMV. El grupo presidido por Javier Monzón se dejó cinco millones de euros respecto al mismo periodo del año anterior (pasó de 35 millones a 30 millones). 

El conglomerado de medios responsabiliza de este fenómeno, que también golpea a las suscripciones, al "crecimiento de medios alternativos de distribución, incluyendo sitios gratuitos de internet para noticias y otros contenidos". 

Vocento también ve cómo sus ventas se resienten. El grupo de medios que tiene a Luis Enríquez como consejero delegado se dejó tres millones de euros de enero a junio por la caída de las ventas de ABC, su cabecera principal, y de los periódicos regionales (como Las Provincias en la Comunidad Valenciana o El Correo en el País Vasco) y las revistas (XLSemanal y Mujer Hoy, entre otros). 

Unidad Editorial, por su parte, también explica en su informe semestral cuál es el estado del mercado. La disminución en los ingresos editoriales, en comparación con el primer semestre de 2018, es igual a 4,1 millones de dólares (3,67 millones de euros al cambio).

El grupo mantiene que, excluyendo de la comparación a los menores ingresos por los productos complementarios, la disminución sería únicamente de 3,3 millones de dólares (2,95 millones de euros). Esta caída es "esencialmente atribuible a la disminución en la circulación registrada de productos de papel debido a la tendencia negativa del mercado", sostienen en su informe.

Por cabeceras, el deportivo Marca y el económico Expansión mostraron tiradas diarias que se situaron alrededor de las 109.000 y 32.000 copias, respectivamente. El periódico El Mundo presentó emisiones diarias promedio, incluyendo copias digitales, de aproximadamente 104.000 copias.

La publicidad compensa la caída

La caída en los ingresos por la menor venta de ejemplares ha sido compensada por la publicidad, que ha seguido aumentando su dependencia como fuente de ingresos para los medios de comunicación.

Prisa, por ejemplo, ha sido capaz de aumentar su facturación a través de los anunciantes, sobre todo en España, enclave que ha supuesto su primera fuente de ingresos frente al resto de Europa y los países de América (Colombia, Brasil, México y Chile). 

El dueño de Unidad Editorial, no obstante, lamentó que la publicidad en el país transalpino y en España registrara una tendencia menor a la esperada. Fue el único que sí descendió sus ingresos publicitarios: el mercado nacional supuso una caída de 6,4 millones menos por publicidad, pese al buen rendimiento de la división online, que registró un notable crecimiento. Ese fenómeno, sin embargo, no impidió que el grupo continuara generando márgenes positivos y flujos de efectivo para lograr su propios objetivos para la reducción progresiva de la deuda financiera.

Y Vocento fue capaz de elevar sus ingresos totales en el primer semestre, en parte, gracias al aumento de la publicidad, que fue del 6,9%. El dato, según explicaron desde la compañía, es todavía mejor si se comparaba con el conjunto del mercado, gracias al buen comportamiento de las marcas Vocento offline y sobre todo online.

La lenta y constante caída de la prensa en papel

La caída de las ventas de ejemplares es una tendencia que arrastra la industria desde hace años, que han tenido como consecuencia una acometida de ajustes que se ha traducido en despidos y en redacciones más delgadas.

En 2017, según datos del EGM, El País y El Mundo, dos de los diarios más influyentes en España, habían perdido la mitad de lectores en papel en una década. Esas mismas cifras revelaban que las ediciones impresas de los diarios en España se habían dejado casi 6,5 millones de lectores desde el comienzo de la crisis. 

A ello hay que sumar otros datos del sector que revelan cómo han cambiado los hábitos del consumidor. Uno de ellos es que, según la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), autora del EGM, los españoles únicamente dedican 12 minutos a la lectura de prensa impresa. Se trata de un dato que lleva a la conclusión de que el tiempo total dedicado a medios es ligeramente inferior al de los últimos años.

Hemeroteca

PRISA
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad