La Roca Village gana a la Generalitat el primer pulso de los horarios comerciales

stop

COMERCIO

02 de octubre de 2013 (18:00 CET)

La Roca (Barcelona) debe ser considerado municipio turístico. Así lo estipula una sentencia del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), que ha resuelto un recurso contencioso administrativo con la Generalitat que llevaba desde 2011 estancado.

El ayuntamiento de la localidad y la empresa Value Retail, propietaria del centro comercial La Roca Village, ha pedido que se ejecute el contenido de la resolución judicial y, por tanto, que se proceda a abrir los comercios de la zona domingos y festivos.

Historia del recurso

Fuentes de la consejería de Empresa i Ocupació han confirmado que se ha presentado un recurso contra la sentencia. Ahora, la sección quinta de la sala contencioso-administrativa del TSJC debe decidir si da permiso al municipio para seguir adelante con el nuevo estatus o espera a resolver el recurso de la Generalitat.

El inicio de este conflicto tiene lugar en noviembre de 2010, cuando el Ayuntamiento de la Roca presentó ante la Dirección General de Comercio de la Generalitat la propuesta de declaración de determinadas zonas de su territorio como municipio turístico.

El organismo decidió denegar el permiso aunque, fuera de plazo. Dada esta circunstancia, Value Retail y el propio consistorio interpusieron el recurso. El TSJC ha valorado en su decisión que, efectivamente, se incumplió el calendario.

“Burla de las normas”

El secretario general de la Confederación Catalana de Comercio (CCC), Miguel Ángel Fraile, considera que esta decisión es "una burla" de la ley catalana de comercio. “Se ha cambiado para favorecer los intereses de una empresa”, considera.

En este sentido, señala que el municipio no cumple los requisitos necesarios para ser considerado turístico. La ley 8/2004 de horarios comerciales establece que, para ser considerado como tal, la media anual ponderada de visitantes no residentes es superior al número de residentes y que el número de alojamientos turísticos y segundas residencias, sea superior al de primeras viviendas.

La norma tiene una excepción: la creación de zonas de gran afluencia turística. Esta etiqueta es discrecional, por lo que cualquier municipio puede recibirla. Es ahí donde se acoge el caso de la Roca Village.

Conflicto de fondo

La decisión del tribunal llega a pocos meses de que la Generalitat apruebe una nueva ley de comercio que frene la normativa impulsada por el Gobierno de Mariano Rajoy (PP).

La nueva propuesta del Ejecutivo catalán recoge prácticamente todas las medidas del decreto suspendido por el Constitucional esta misma semana.

En síntesis, defiende que el máximo de horas semanales sean 72 frente a las 90 del Estado, un total de ocho festivos de apertura frente a los diez del Gobierno y que queden excluidos del horario comercial general los establecimientos de alimentación con una superficie de hasta 150 metros cuadrados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad