La textil Sati lleva los libros al juzgado con una deuda de 46 millones de euros

stop

La caída del mercado interno lleva hasta el límite la compañía de la familia Fisas

20 de julio de 2013 (09:52 CET)

La textil Sati ha solicitado el concurso voluntario de acreedores. La caída de la demanda del mercado interno ha tensionado la caja del grupo de la familia Fisas hasta la insolvencia. Ha llevado los libros a los juzgados de lo mercantil de Barcelona con una deuda reconocida de 46 millones de euros.

El bufete Cuatrecasas ha trabajado en los últimos meses para remontar la facturación. El grupo textil de la localidad de La Garriga (Barcelona) centró todos sus esfuerzos a la venta al exterior, trabaja en más de 60 países de todo el mundo, pero el mercado internacional no ha compensado la caída en picado del nacional.

Préstamo de Avança

El match ball de la compañía fue financiado con un préstamo participativo de dos millones de euros del Fondo de Rescate de Industrial Avança, el vehículo de la Generalitat para dar oxígeno al tejido industrial catalán. Además de la línea de ayuda pública, Sati también fichó a un ex directivo de Abengoa, Manuel Martos, como director general para aplicar un plan de viabilidad, tal y como publica La Vanguardia.

Al final, la reestructuración de la actividad no ha llegado a buen puerto. La textil busca ahora a nuevos inversores para continuar con la actividad viable y venderá parte del negocio. También debe pactará quitas con los acreedores, básicamente, entidades financieras.

El grupo emplea a 248 trabajadores en Catalunya y tiene cuatro líneas de actividad. Produce tejidos industriales, para el hogar, vende a minoristas y trabaja para hoteleros. Éste es su negocio estrella, Sati tiene contratos con grandes cadenas de todo el mundo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad