Lara acepta las condiciones del Gobierno para absorber La Sexta

stop

Roures entrega su canal a Antena 3 TV después de que el Consejo de Ministros suavizara los límites de Competencia a la operación

José Manuel Lara, presidente del Grupo Planeta

27 de agosto de 2012 (19:09 CET)

José Manuel Lara, presidente de Grupo Planeta, absorberá definitivamente La Sexta, el conglomerado televisivo participado por Jaume Roures –dueño de Mediapro— y varias productoras, después de que el Consejo de Ministros suavizara las condiciones iniciales de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC).

En la tarde del lunes, Antena 3 TV anunció a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que acepta la nueva propuesta del Gobierno y que materializará la fusión en los plazos previstos.

La empresa dirigida por Maurizio Carlotti asegura que aún evalúa el contenido del acuerdo adoptado el viernes, aunque ha hecho saber que las condiciones le parecen “simétricas a las que vienen operando en el sector”. La reivindicación de ambos grupos televisivos era recibir el mismo trato que Mediaset (Telecinco), que compró a la Prisa de Juan Luis Cebrián el 100% de Cuatro y una participación de control en Prisa TV (antigua Sogecable).

Desmantelamiento

El Ministerio de Industria y el propio Mariano Rajoy actuaron de mediadores entre ambos empresarios catalanes y Competencia para que la unión de ambas señales acabe siendo una realidad. Al interés industrial, se sumaría el político, ámbito que habría exigido a cambio de moderar a la CNC el desmantelamiento de una cadena –La Sexta— creada en el apogeo del zapaterismo y que hoy por hoy mantiene una línea editorial muy crítica con el Ejecutivo.

Tras el cierre de Público y la entrega de su televisión a Lara, Roures vería finiquitado su grupo mediático. Con esa finalidad, Rajoy corrigió a la CNC elaborando un texto calcado a las reivindicaciones de Antena 3 TV.

Publicidad

El Consejo de Ministros eliminó la obligación para el grupo resultante de comercializar la publicidad a través de dos empresas separadas, aumentó al 22% desde el 18% el límite de audiencia semestral media conjunta para las ofertas combinadas (de modo que los anuncios se venderán en paquetes para varios canales) y, por último, eliminó las condiciones sobre el proceso de negociación con anunciantes y agencias de medios, sobre el mantenimiento de determinadas bases de datos, y sobre la negociación de las extra primas.

Además, se modifica el plazo de vigencia de las condiciones a las que se supedita la autorización de la operación. Dicho plazo pasa de cinco años a tres prorrogables otros dos.

Restricciones severas

La CNC impuso restricciones más severas a Antena 3 TV y a La Sexta en comparación a Telecinco, sobre todo en cuanto a la comercialización de la publicidad. La cadena de Planeta consideró entonces "inviable" la operación, al calificar las condiciones del regulador de "injustas y discriminatorias". El mismo argumento empleado por La Sexta.

Estas reacciones motivaron una respuesta por parte de la CNC, que justificó que "son condiciones distintas a las de Telecinco porque se ha juzgado un mercado diferente".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad