Las grandes petroleras huyen de Cristina de Kirchner

stop

MAL NEGOCIO

Kirchner anuncia la expropiación de YPF

26 de junio de 2012 (21:05 CET)

A Cristina Fernández de Kirchner le están saliendo mal los planes y cada vez son más las empresas que están negándose a seguirla la corriente. La presidenta argentina está perdiendo el encanto a la hora de convencer a las grandes petroleras extranjeras que tienen negocios en el país austral.

Tras la expropiación de YPF, el Estado argentino está en busca de socios para poder explotar el gran negocio de futuro que es el campo de Vaca Muerta, uno de los mayores descubrimientos de hidrocarburos no convencionales que se ha hecho jamás en todo el mundo, y que ha sido la causa real de la expropiación de la petrolera argentina a Repsol.

El no como respuesta lo tiene garantizado la presidenta Kirchner prácticamente en todo el mundo. Una de las grandes esperanzas que tenía la viuda de Néstor Kirchner eran las petroleras chinas, que poseen tamaño suficiente para poder invertir miles de millones de dólares en el megayacimiento de Vaca Muerta. Según estimaciones de Repsol cuando realizó el descubrimiento, serían necesarios 15.000 millones de dólares para comenzar a explorar en la zona.

No solo los chinos

El Gobierno chino, que ha estado estos días de visita oficial en Argentina, ha negado a la presidenta Kirchner la entrada de las grandes petroleras estatales del gigante asiático en el negocio de YPF. Fuentes del sector aseguran que los chinos no son los únicos que se han negado ya que todas las grandes multinacionales del petróleo norteamericanas también lo han hecho. Eso sí, todas han escuchado las ofertas y las propuestas del Gobierno argentino pero al final todas han preferido salir corriendo y no meterse en más jaleos.

Estas fuentes afirman que, tras la celebración de la cumbre del G20 en México en la que no salió bien parada Cristina Kirchner por la expropiación de YPF a Repsol, las compañías han preferido no entrar en YPF y Vaca Muerta por cuestiones más de imagen que de negocio, aunque “el simple hecho de la expropiación da mucho que pensar a las empresas petroleras a la hora de invertir en Argentina”.

Otro hecho que también ha podido influir en la decisión de las grandes petroleras chinas y norteamericanas es Repsol y su oposición a que otras firmas entren en el capital de la petrolera argentina o hagan negocios con el Gobierno de Kirchner. Repsol ya avanzó que demandará a cualquier empresa que decida dar ese paso.

El caso Petrobras

Pero la negativa a Kirchner no es solo en YPF. Va más allá. La petrolera brasileña Petrobras tiene otros negocios en Buenos Aires como es la distribución eléctrica. Petrobras posee junto a Endesa la distribuidora Edesur, la que lleva la luz y electricidad de la zona sur de la capital argentina. Los grandes problemas financieros que tienen todas las distribuidoras eléctricas hacen insostenible seguir con el negocio en Argentina. El hecho de que las tarifas lleven congeladas más de 10 años ha trastocado los planes de futuro de estas compañías que necesitan mayores inversiones.

La petrolera brasileña ha dicho basta y ha puesto a la venta su paquete accionarial en Edesur ya que no está dispuesta a seguir poniendo dinero si no hay retorno de la inversión. Esta operación afecta a Endesa que podría ejercer el derecho de tanteo por la venta de acciones de su socio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad