Las marcas blancas consolidan su liderazgo

stop

Las dificultades económicas derivan en un mayor consumo de las firmas de las cadenas de alimentación. Mercadona encabeza la lista con ventas que ascienden a 6.264 millones

26 de febrero de 2012 (02:00 CET)

El elevado número de parados --cerca de 4,6 millones-- y los recortes salariales obligan a la población española a tener a apretarse el cinturón para llegar a fin de mes. Una de las formas para conseguirlo es reducir el coste de la cesta de la compra y llenarla con las marcas de algunas conocidas cadenas de supermercados. Muestra de ello, las marcas blancas han ganado 1,4 puntos de cuota de mercado a lo largo de 2011, hasta suponer el 30,7% del sector, según los últimos estudios.

Entre las miles de referencias que ocupan los estantes, el ahorro declina la balanza a favor de firmas como DIA o Hacendado, la marca estrella de Mercadona. El grupo que preside el empresario Juan Roig, y que cuenta en la actualidad con más de 1.300 tiendas en 46 provincias, cerró 2010 con una facturación global de 16.485 millones de euros. De esta cantidad, el 38% pertenece a sus marcas, entre ellas, Hacendado (alimentación), Deliplus (cosmética) y Bosque Verde (limpieza del hogar).

Desde 2008, la compañía valenciana ha conseguido aumentar las ventas de las firmas propias en tres puntos, respecto al 35% anterior, un ascenso leve respecto a otras compañías que la empresa justifica en que los “índices de hace cuatro años estaban por encima de la media del sector”.

La más longeva

Tan sólo dos años antes de que Roig, y su esposa, Hortensia Herrero, creasen el sello Mercadona, que ha crecido a pasos agigantados hasta posicionarse con fuerza en el sector, aparecía la cadena DIA que dirige Ricardo Currás. La firma española que debutó en bolsa el pasado julio representa el 53% de sus ventas en España, que en en 2010 fue de 4.469 millones de euros. La marca obtuvo en 2010 más de 5.000 millones en sus productos DIA. De las 6.400 tiendas que posee, los mayores niveles de venta se han reflejado en Francia, con un 69%.

Consum, a la cola de la lista

A pesar de que “en tiempos de crisis el cliente se decanta más por los productos propios”, la marca de la compañía que preside Francesc Llobell, Consum, y que nació como una coperativa en Alaquàs (Valencia), representa sólo un 18% de las ventas. La razón, según fuentes de la cadena, es que su prioridad se centra en que “el cliente encuentre la mayor variedad posible para que decida lo que más le conviene”.

Con una facturación de 1.675 millones, hasta el 31 de enero de 2011, y 591 tiendas, la brecha empresarial entre la firma de Llobell y la de Roig es significativa. Sin embargo, Consum está inmersa en un plan de expansión, con inversiones de 70 millones como la del centro logístico de Murcia, recientemente inaugurado, que permitirá ocupar a 300 empleados.

De cualquier modo, el consumidor en tiempos difíciles, cuando el bolsillo se resiente, elige productos más baratos, sin olvidar la calidad de éstos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad