Las marcas internacionales prefieren Barcelona a Madrid

stop

LAS ELECCIONES DE LAS GRANDES FIRMAS

La nueva tienda de la firma Maje en el paseo de Gràcia de Barcelona

en Barcelona, 17 de febrero de 2015 (18:23 CET)

¿Dónde se instalan las marcas internacionales en España? A los grandes retailers les gusta Barcelona más que Madrid. Un informe elaborado por la CBRE coloca a la ciudad de Gaudí como la primera opción de las compañías extranjeras en el mercado español.

La principal razón que se esconde tras dicha elección es el turismo. La capital catalana es un destino mucho más turístico y este sector, además de haber capeado la crisis, se recupera a un ritmo mayor que la economía, lo que conduce a un aumento del consumo en aquellas zonas en las que el tráfico de turistas es intenso. Y Barcelona tiene varias de este tipo.

La demanda de las grandes marcas es tan elevada que las zonas más prime se quedan sin apenas plazas libres, lo que obliga a algunos retailers a instalarse en otros ejes como la Diagonal de Barcelona, plaza Cataluña y las Ramblas, frente a otras calles y avenidas como el codiciado paseo de Gràcia, Portal del Àngel o la Rambla de Catalunya. También las vías transversales a estas zonas más VIP se están consolidando con el paso del tiempo, según detalla CBRE.

Las firmas nacionales, más animadas

Asimismo, destaca este año la recuperación por parte de las firmas nacionales tras varios años en los que, debido a la recesión económica, se habían quedado algo más rezagadas. En cuanto a las preferencias, las compañías elevan su nivel de exigencia en lo que respecta ubicación y aumenta la demanada de locales grandes.

El informe de CBRE también pone de relieve el auge que ha vivido en el último año el segmento de oficinas en Barcelona. Según los datos que maneja la compañía, la inversión se ha duplicado en 2014 con un gasto total de 844 millones de euros, un 139% más que en 2013.

Subida de las rentas e los próximos tres años

A lo largo del pasado ejercicio se cerraron 19 operaciones en Barcelona, un 31% más, y se contrataron 258.000 metros cuadrados de oficinas, es decir, la mejor cifra desde el inicio de la crisis y rozando la media anual de la última década.

Las áreas más solicitadas son el [email protected] y Plaza Europa, que concentran el 45% del total, el resto se divide entre el centro de la ciudad y la periferia. Y la tendencia es que en el segmento de oficinas las rentas crezcan entre un 25% y un 30% hasta 2018, lo que demuestra que se mantiene como un gran motor del mercado inmobiliario barcelonés.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad