Las ventas de las editoriales catalanas se hunden a niveles de 2002

stop

El sector confía en que la caída de la facturación empiece a remitir en dos años

11 de diciembre de 2013 (14:04 CET)

Los editores de Catalunya lamentan el descenso de las ventas del pasado año y auguran un 2013 en la misma línea. Las editoriales han cerrado 2012 con una facturación que asciende a 2.608 millones de euros. Hay que remontarse hasta una década anterior para hallar cifras similares. “Hemos perdido el efecto del consumo de aquel momento”, ha señalado el presidente del Gremi d'Editors de Catalunya, Xavier Mallafré.

A pesar de la magnitud de este montante, detrás se esconde una caída próxima al 10% y la misma tendencia negativa espera el sector para este año. Las esperanzas están puestas en 2015, cuando el Gremi prevé que las ventas puedan remontar y los descensos no sean tan pronunciados como estos últimos ejercicios.

Ventas similares dentro y fuera de España


En 2012, los ingresos se han repartido casi al 50% entre el mercado nacional y el internacional. En concreto, 1.208 millones proceden de España --donde las compras han caído un 10%-- mientras otros 1.200 millones se han obtenido del extranjero y 200 millones de exportaciones.

Durante los diez primeros meses de este año, la facturación ha registrado caídas del 10%, aunque se espera que en noviembre y diciembre sean menores. El cierre del año dependerá en gran medida a la campaña de Navidad.

Barcelona y Madrid compiten por el liderazgo

Catalunya cuenta actualmente con 272 empresas editoras --que emplean a más de 4.900 trabajadores-- y produce cerca del 75% de las obras de literatura y ficción en castellano que se venden en España y el 49% del total de libros que se compran en el mercado nacional.

Barcelona y Madrid colideran la edición literaria en España. Catalunya ocupa la posición décimoquinta del ranking de las primeras potencias de la industria mundial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad