Una tienda de Lidl

De las cremas a la comida vegana: la OCU vuelve a favorecer a Lidl

stop

Un nuevo estudio de la OCU dice que la hamburguesa vegana de Lidl es mejor que la de Mercadona, El Corte Inglés, Aldi y Carrefour

Barcelona, 30 de octubre de 2019 (19:00 CET)

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha vuelto a premiar a Lidl en uno de sus análisis de productos. La asociación de consumidores –objeto de una polémica hace tres años por favorecer productos de la cadena alemana de supermercados en sus dudosos estudios– ha asegurado este miércoles que una de las marcas blancas de Lidl hace "la mejor hamburguesa vegana del mercado".

Según el análisis de la OCU, el rulo vegetal ecológico de tofu y algas de Lidl es la mejor hamburguesa sin rastro de animales que se vende en España. La organización aupa este producto por encima de similares a la venta en Mercadona, El Corte Inglés, Aldi y Carrefour, pese a que en su web la hamburguesa vegana de Lidl tiene una calificación de 60 sobre 100, indicando que es de una "calidad media".

Para recoger los resultados del último estudio de la OCU, Lidl ha enviado un comunicado este miércoles en el que reafirma su apuesta en la oferta de productos vegetarianos y veganos, y su intención de cubrir las necesidades de todos los consumidores. La responsable de relaciones públicas de Lidl España, Arantxa Conde, ha comentado que esta hamburguesa es rica "en sabor" y sus ingredientes aportan muchos beneficios al organismo.

Este rulo vegetal no solo es vegano sino que tampoco tiene lactosa. Es un preparado vegetal presuntamente elaborado con vegetales ecológicos, como indica su etiqueta, que en grande incluye la leyenda "bio", un clásico de los alimentos de Lidl. Según el estudio de la OCU, el 57% de los españoles come comida vegana pese a no serlo y la mitad de los ciudadanos de España ya han probado la hamburguesa vegetal.

Dudoso estudio de la OCU premia a Lidl

Las dudas sobre una conexión de la OCU y Lidl son de larga data. Economía Digital desveló hace unos años cómo los estudios sobre cremas que publicaba la organización solían beneficiar productos low cost de Lidl que se imponían en categorías por encima de las marcas de mayor renombre del sector. La OCU incluso decía que no era necesario gastar mucho dinero para conseguir los mismos resultados.

La publicación de estos artículos tuvo varias consecuencias, entre ellos una demanda de la OCU a este medio en la que se exigió que se dejasen de publicar noticias sobre las cremas "premiadas" de Lidl. La patronal española de perfumería y cosmética denunció entonces que la OCU realizaba estudios sobre cremas sin seguir "los procedimientos habituales para el análisis de los productos cosméticos".

La OCU perdió su demanda contra Economía Digital –presentada también por nuestras informaciones sobre los vínculos empresariales de la organización con Hong Kong y Luxemburgo– y documentos y declaraciones ante el juez revelaron que las cremas de Lidl ni siquiera eran las mejores según el laboratorio que las analizó, sino que la OCU arbitrariamente decidió auparlas al primer puesto del ránking.

El ránking de cremas disparó las ventas de este producto en las tiendas de Lidl, que incluyó la faena en materiales publicitarios. Pero la OCU, ante el escándalo, solicitó a la cadena de supermercados que dejara de mencionarle en sus folletos publicitarios y que no se hiciera eco del cuestionable estudio que las catalogó como las mejores cremas del mercado de distintas características.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad