Vista exterior de un centro comercial de El Corte Inglés en Pamplona / EFE

Los Areces se desmarcan de las hermanas Álvarez en El Corte Inglés

stop

La Corporación Ceslar, propiedad de la familia Areces, rechaza la presidencia de Marta Álvarez y estudia apoyar a Dimas Gimeno con su 9% del capital

Barcelona, 12 de mayo de 2018 (04:55 CET)

Desahuciada del consejo de El Corte Inglés desde hace casi tres años, la familia Areces contempla desde la barrera el enfrentamiento en el consejo de los grandes almacenes. A través de Corporación Ceslar posee el 9% de la compañía y, si en un primer momento parecía que su capital había escogido el bando de Marta y Cristina Álvarez, ahora se deja querer por las propuestas de Dimas Gimeno en la lucha por la presidencia.

Fuentes de la familia que encabeza Carlota Areces admiten a Economía Digital reuniones con el entorno del actual presidente con tal de conocer su oferta. Entre los motivos del cambio de lado –todavía no consumado— está la negativa de la rama a coronar a Marta Álvarez como presidenta el día después de cesar a Gimeno.

El resultado de las conversaciones no será definitivo hasta de aquí varias semanas, y los Areces se cobrarán su apoyo. Sobre la mesa podría estar la vuelta al consejo de administración, algo que va contra las recetas del sobrino de Isidoro Álvarez, que aboga por poblar el órgano de consejeros independientes.

Las conversaciones entre Gimeno y los Areces se antojan largas

Desde el entorno de Gimeno confirman las negociaciones aunque recuerdan que “hasta al menos un mes” no habrá que abordar su posible cese. Sin embargo, su apoyo le servirá para una revalida en una junta de accionistas pero no en las discusiones del consejo ante la falta de representatividad. Todos esperan que los consejeros díscolos presenten por escrito la petición de un encuentro extraordinario que ya solicitaron oralmente. Al recibirla, el directivo la rechazará para hacer correr todavía más el reloj.

Los caminos que quedarán abiertos a las hermanas Álvarez serán el de esperar 30 días para forzar el encuentro después de recibir explícitamente la negativa o bien llevar su salida a la junta de accionistas, prevista ya para finales de agosto. 

Los números les salen. Suman seis consejeros contrarios a Gimeno de la mano de Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa, colocados por ellas, y Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echevarría, que ven peligrar su puesto con las ideas de Gimeno. También cuentan con el apoyo de la Fundación Ramón Areces (37,3% del accionariado), la sociedad familiar IASA (22,1%) y Cartera Mancor (7%).

A pesar de ir por debajo en el marcador, el presidente todavía cuenta con un as bajo la manga: su relación con el jeque Al Thani. Como explicó el viernes Economía Digital, es el gran frente que tiene actualmente abierto el directivo con tal de salvar su posición. El inversor árabe poseerá al menos el 10% de la empresa en julio después de inyectar 1.000 millones de euros en 2015. El porcentaje podría ascender hasta el 14% de cumplirse varias cláusulas del contrato firmado hace tres años.

El caballero blanco de Gimeno en El Corte Inglés es el jeque Al Thani

La entrada del qatarí en el accionariado llevó el sello de Gimeno, pero su hombre en el consejo, Shahzad Shahbaz, se mantiene todavía como neutral en la batalla en la cúpula. Los contactos para ganarse su favor "ya están en marcha", informan desde su entorno. El poder del vehículo inversor serviría como escudo y podría hacer que varios consejeros y accionistas se repensaran su postura antes de enfrentarse con él.

Las tesis de Al Thani para el futuro de El Corte Inglés se acercan a las del actual presidente: modernizar la estructura de los grandes almacenes, apostar por la tecnología y dotarla de profesionales independientes. Frente a ellos, Marta Álvarez aboga por los valores que "toda la vida" hicieron grande a la empresa.

Con las espadas en alto, Gimeno aboga por "resistir hasta el final" y no quiere oír ni hablar de dimitir. Tampoco piensa que, ahora mismo, un pacto pueda ser la solución. Las ofertas recibidas, todas informales, andan "muy lejos" de sus pretensiones y todavía no han entrado en la fase de "poner cantidades sobre la mesa".

La salida de los Areces del consejo de El Corte Inglés

La junta de accionistas de El Corte Inglés expulsó en 2015 a Carlota Areces del consejo de la compañía después de que criticara la operación de venta en Qatar al tacharla de "opaca" e "irregular". La empresa justificó la salida por haber revelado secretos y detalles de una transacción que tenía como obligación guardar en secreto.

Un año después, Ceslar impugnó la reunión en los juzgados con tal de volver a ocupar su butaca. Gimeno, Lasaga y los entonces consejeros Leopoldo del Nogal y Juan Hermoso tuvieron que sentarse en el banquillo. No obstante, en julio de 2017 el juzgado de lo mercantil número 1 de Madrid dio la razón a la compañía y desestimó las demandas de los Areces. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad