Ignasi Ricou (d), consejero delegado de GB Foods, y Abou Fofana (i), socio de la compañía en Costa de Marfil.

Los Carulla disparan los beneficios de GB Foods con su apuesta por África

stop

El fabricante del Avecrem y Gallina Blanca eleva los beneficios el 40% hasta los 38,7 millones tras la compra de la africana Watanmal

Carles Huguet

Economía Digital

Ignasi Ricou (d), consejero delegado de GB Foods, y Abou Fofana (i), socio de la compañía en Costa de Marfil.

Barcelona, 12 de julio de 2018 (04:55 CET)

La familia Carulla celebra el éxito de sus inversiones alimentarias. Propietarios de GB Foods, el fabricante de productos como Avecrem y Gallina Blanca, en 2017 dispararon los resultados de la división tras apostar con fuerza por el negocio en África. El año pasado, la compañía elevó la facturación el 35,2% y los beneficios el 38,8% tras adquirir el grupo Watanmal por 187 millones de euros.

Las cuentas a las que ha tenido acceso Economía Digital desvelan que la compañía alcanzó unas ganancias de 38,7 millones de euros frente a los 27,9 del año anterior. Lo hicieron casi al mismo ritmo que las ventas, que subieron desde los 540,2 millones hasta los 730,9 millones de euros. El objetivo es alcanzar los 1.000 millones este 2018.

De este modo, la filial Jumbo África, el nombre bajo el que se distribuye el Avecrem en el continente, logró un resultado de explotación de 17,1 millones de euros. Gallina Blanca sigue siendo la sociedad del entramado más rentable, con un Ebitda de 26,3 millones de euros. La división italiana Star alcanzó los 18,3 millones.

Además, la corporación de los Carulla logró expandirse sin desatar la deuda financiera. El pasivo con la banca creció desde los 47,5 millones hasta los 54,8 millones tras solicitar préstamos por 55 millones pero devolver de manera anticipada otros créditos por valor de 65 millones de euros.

El asalto de los Carulla al continente africano

El pasado 1 de mayo, GB Foods firmó la adquisición de la empresa Watanmal junto al fondo de inversión privado Helios Investment Partners. La operación se articuló a través de la creación de una empresa conjunta que compró los derechos de las marcas de tomate Gino Pomo, la marca de leche en polvo y mayonesa Jago así como la distribución en África de la mayonesa Bama.

La estructura de la propiedad de la compañía quedó repartida con GB Foods con un 51% y Helios con el 49% restante. Asimismo, la empresa resultante incorporó tres fábricas: una situada en Ghana y otras dos en Nigeria con 600 personas en total.

Hasta entonces, la compañía catalana contaba con 450 empleados en África y dos plantas, una en Argelia y otra en Senegal. "Nigeria y Ghana tienen un enorme potencial de crecimiento", destacó el consejero delegado, Ignasi Ricou.

Desde el grupo familiar resaltaron que la operación permitía entrar en nuevas categorías, con lo que la empresa aspiraba a doblar su volumen. En 2017 el crecimiento fue del 35,2% y el objetivo es alcanzar los 1.000 millones a lo largo del próximo ejercicio.

PwC vuelve a tocarles la cara

Tras analizar los números del año, PwC volvió a denunciar la falta de información en las cuentas. En su auditoría, los analistas de la firma advirtieron de que la empresa "no incluye los datos sobre sueldos, dietas y remuneraciónes de cualquier clase obtenidos por el personal de alta dirección". Tampoco están presentes "los anticipos, créditos, pensiones y seguros" firmados con los primeros ejecutivos.

Economía Digital ya advirtió que el auditor ya incluía la misma salvedad en su informe de 2016, que violenta la ley de sociedades de capital y el plan general de contabilidad español. "Las cuentas se han formulado según la legislación vigente", se limitó a contestar un portavoz de la empresa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad