Los conserveros proponen pagar con latas el 30% del salario de sus empleados

stop

CONVENIOS COLECTIVOS

Redacción

Los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez (izquierda), y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo (derecha)
Los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez (izquierda), y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo (derecha)

en Barcelona, 23 de abril de 2015 (18:05 CET)

La patronal conservera española ha propuesto a los sindicatos pagar hasta un 30% del salario de sus empleados con productos fabricados por las propias empresas donde trabajan o por servicios proporcionados por éstas.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos (Anfaco) lo ha planteado de forma voluntaria. La propuesta añade al texto del convenio una disposición adicional en la que se propone que las empresas puedan ofrecer a sus empleados "planes de retribución flexible", que serían "completamente voluntarios", y previo acuerdo entre las partes.

El equivalente en dinero

Así, esta nueva figura permitiría sustituir parte de la retribución dineraria por "productos o servicios valorados en igual importe a dicha cuantía de retribución dineraria reducida".

Para ello, plantea que se cumplan tres condiciones: que el sueldo que cobre el trabajador en dinero no sea inferior al salario mínimo interprofesional (SMI); que la suma del sueldo en dinero y en productos esté por encima del mínimo salarial fijado en el convenio; y que el valor de los "productos o servicios en especie" no supere el 30% del salario.

Tabla salarial

En función de la propuesta empresarial, la tabla de salarios quedaría en un abanico desde los 930 euros en las categorías más bajas, hasta los 1.800 de los jefes de administración, sin contar los salarios del personal de dirección, que no han sido fijados en la nueva tabla.

La oferta de la patronal conservera también contempla el incremento paulatino de horas de trabajo al año, de manera que se pase de 1.730 horas en 2015 a 1.770 en 2019.

Oposición de los sindicatos

Los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, han tildado de "regresión mental" la propuesta de los conserveros, que desde su punto de vista es "un intento de regresión social".

"Pensar que se va a avanzar en el siglo XXI con propuestas del siglo XIX es algo erróneo", ha señalado Méndez para acusar a renglón seguido al Gobierno de haber enseñado a los empresarios con la última reforma laboral "el camino" para competir adoptando "prácticas empresariales del norte de África".

Por su parte, Toxo ha señalado de antemano que la propuesta patronal "no merece ni un comentario". No obstante, ha señalado que "no es aceptable que personas con la responsabilidad que se les presupone, propongan vulnerar la Carta Social Europea y el Estatuto de los Trabajadores y que intenten aprovecharse de la miseria". "Dice bien poco de su calidad humana", ha remachado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad