Una gorra con luces que supuestamente mejora el crecimiento del cabello.

Los dermatólogos disipan la cortina de humo de los cascos LED para calvos

stop

Los médicos y dermatólogos que estudian este tratamiento desvelan más dudas que certezas sobre los cascos que supuestamente combaten la calvicie

Madrid, 15 de junio de 2017 (13:37 CET)

Un paciente que acaba de contratar un tratamiento de microinjerto capilar en la cadena de clínicas Svenson ha descubierto la última tecnología que vende la compañía para combatir la calvicie: los cascos LED. Unas gorras negras con luces LED, similares a las que vende cualquier tienda china en España, pueden también ser una solución para la caída del cabello, según la cadena de clínicas. "No noté nada, ni siquiera calor", explica.

Svenson vende el producto como tratamiento láser, pero sus luces no son láser sino LED, es decir, la tecnología usada para iluminar. La gran duda que surge entre los potenciales pacientes es si esas sesiones con gorras de colores pueden ser efectivas para aliminar la calvicie. Y esta duda, ante la falta de certezas científicas, ha calado también entre los dermatólogos.

“La luz láser y también la luz emitida por LED --que puede ser considerada láser— será un tratamiento en el futuro, pero todavía hay dudas sobre los parámetros con las que se debe aplicar para tener un tratamiento efectivo. No sabemos qué duración, ni qué tipo de luz es más efectivo y por eso estamos realizando estudios en el hospital Ramón y Cajal”, explica David Saceda, dermatólogo, tricólogo e investigador de los estudios de este tipo de tratamientos. “Hay elementos para ser optimista pero yo no recomendaría a nadie comprar estas gorras. De hecho, no las usamos en las clínica privada donde trabajo”, asegura.

Los dermatólogos se inclinan por no recomendar todavía los cascos LED como un tratamiento eficaz contra la calvicie

Hasta ahora, hay un consenso en el gremio de los dermatólogos: los tratamientos incuestionables contra la calvicie con el injerto, las pastillas de finasterida y el tratamiento con Minoxidil (aunque no en todos los casos es efectivo). “El resto de productos o tratamientos todavía generan dudas”, explica otro dermatólogo de una prestigiosa clínica privada de Barcelona que ha preferido mantener su nombre en el anonimato.

Los cascos de láser y LED están disponibles también en las grandes webs de comercio electrónico del mundo a partir de unos 700 euros. Si bien es cierto que todavía no hay conclusiones firmes, los dermatólogos están convencidos que será la luz será un tratamiento clave en el futuro.

"Cada vez hay más eficacia de uso de estos instrumentos (LED), con metaanálisis (del mayor nivel de evidencia), posicionando su eficacia junto a la del minoxidil en el tratamiento de la alopecia androgenética, que es la más frecuente y padecen hombres y mujeres", explica el dermatólogo e investigador Pablo Fonda. 

La publicidad controvertida

Hasta el año pasado, Svenson, una de las principales cadenas de tratamiento capilar en España compraba sus gorras láser en Estados Unidos. El fabricante, Capillus, es uno de los registrados en la Food Drug Administration (FDA) de Estados Unidos. Pero ahora, Svenson ha decidido comprar gorras más baratas LED adquiridas en una empresa de Terrassa, según han confirmado fuentes cercanas a la compañía.

Un total de 13 fabricantes han obtenido permisos para 35 cascos contra la calvicie en Estados Unidos, 34 de ellos con tecnología láser y uno que combina LED y láser. Svenson defiende que la tecnología LED puede ser considerada tan eficaz como un láser. Pero, por márketing y posicionamiento, las compañías que ofrecen este tipo de servicios prefieren comercializar los gorros como láser y no como LED.

Es precisamente en el tema publicitario donde han surgido confrontaciones entre las clínicas y los profesionales por publicidad exagerada o falsa. Svenson ha levantado ronchas en el mundo científico al promocionar en su web estudios del prestigioso dermatólogo estadounidense Andy Goren, profesor de dermatología de la Universidad de Roma, como propios.

Goren ha explicado a este diario que no tiene relación con Svenson y que ha pedido a la compañía retirar toda la publicidad de su web en relación a sus investigaciones. También explica que uno de sus últimos productos, un test para comprobar qué usuarios tendrán resultados con el uso de minoxidil, nunca ha sido ofrecido en la cadena.

La compañía sigue siendo líder en este tipo de tratamientos en España, con precios competitivos y promociones agresivas. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad