Los drones de Montoro detectan más fraude en Barcelona que en Madrid

stop

El Ministerio de Hacienda lanza la última oleada de inspecciones del catastro que afectará a más de 1.200 municipios

  Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, en una imagen de archivo / EFE

Barcelona, 17 de enero de 2017 (11:42 CET)

Los drones del ministro Cristóbal Montoro peinarán este año la ciudad de Barcelona. Buscarán construcciones que no se han declarado a Hacienda, como inmuebles ilegales, ampliaciones, reformas o piscinas. La Ciudad Condal es uno de los 1.272 municipios españoles que figuran en la relación de la Dirección General del Catastro, con la que se completa la revisión de edificaciones iniciada en 2013.

Estas actuaciones permiten a los ayuntamientos incrementar la recaudación en concepto de impuesto de bienes inmuebles (IBI). Según datos del Ministerio de Hacienda, en los municipios de la provincia de Barcelona donde ya se ha regularizado el catastro, el incremento medio del recibo del padrón del IBI es del 1,38%. En los de la comunidad de Madrid, el incremento ha sido del 0,97%. Las cifras dejan en evidencia, por tanto, que, por ahora, se ha detectado más fraude en Barcelona que en Madrid.

Los matices por densidad son los siguientes. Hasta julio de 2016, los inspectores habían detectado más irregularidades en los municipios madrileños que en los catalanes, pero de menor importancia, ya que su repercusión en el recibo del IBI resulta menor. En la Comunidad de Madrid, se han revisado 122 localidades, en las que se han regularizado 49.864 inmuebles desde el inicio del plan en 2013. En la provincia de Barcelona, se inspeccionaron 165 municipios, donde se regularizaron 48.974 edificaciones.  

Por el tipo de fraude, en la Comunidad de Madrid, incluida su capital, destacan las ampliaciones y rehabilitaciones, que suponen un 44% de las irregularidades. En Barcelona, las reformas y cambios de uso de las edificaciones, con un 28%. Curiosamente, se han encontrado más piscinas sin declarar en Barcelona (un 21% de las irregularidades) que en Madrid (15%). En el conjunto de España, hasta mediados del pasado año se detectaron 1,7 millones de inmuebles fuera de la ley.

Los drones confirman las infracciones

Las inspecciones del catastro se realizan por tierra, mar y aire. Se utilizan satélites y drones para descubrir obras no declaradas que no se ven desde el exterior de las fincas. No obstante, un portavoz de Hacienda califica la utilización de drones de "residual", sólo para corroborar irregularidades. Esta última oleada de regularizaciones debería concluir el próximo noviembre, tal como se indica en una reciente resolución del Ministerio de Hacienda.

No obstante, un portavoz oficial indica que, probablemente, no podrá concluirse hasta 2018 por el elevado número de municipios pendientes de regularización. En Cataluña, no sólo se revisará la ciudad de Barcelona, sino también diversas localidades turísticas de la Costa Brava (Girona), Costa Daurada (Tarragona) y del Delta del Ebro, zona, esta última, donde abundan las construcciones y cambios de uso sin declarar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad