Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés. Foto: El Corte Inglés

Los esfuerzos de El Corte Inglés por reducir deuda no dan resultado

stop

La deuda de los grandes almacenes se dispara por la nueva norma contable NIIF16, en paralelo a una subida de las retribuciones y los dividendos

Madrid, 24 de julio de 2019 (10:27 CET)

Los propósitos de El Corte Inglés para reducir deuda pueden correr peligro. La entrada en vigor de la denominada NIIF 16, que cambia el método de cálculo de los arrendamientos y obliga a las empresas a incluir los contratos de alquiler como pasivo, puede pasar factura a las cuentas de los grandes almacenes, según El Confidencial. Concretamente, y según las primeras estimaciones realizadas por el departamento financiero, la aplicación de esta regulación va a incrementar su deuda en 530 millones de euros. Por este motivo, tendrá que apuntarse un aumento de su pasivo mayor al de los ingresos.

Sin tener en cuenta este incremento de la deuda por la norma de arrendamientos, El Corte Inglés tenía al cierre del ejercicio 2018/2019, un pasivo de 3.367 millones de euros, una cantidad inferior en 467 millones -un12,2%- en comparación con el año precedente, gracias a las continuas desinversiones llevadas a cabo por el grupo. 

Otra cuenta que sube es la de retribuciones. La salida de Dimas Gimeno ha disparado hasta un 73,8% el gasto en remuneraciones de la compañía, que en el ejercicio 2018-2019 pagó 25,89 millones por todo tipo de conceptos a los miembros de su órgano de gobierno. De esta cantidad, 11,7 millones corresponden al pago de las indemnizaciones. 

Este apunte se disparó hasta los 11,7 millones, debido en gran medida a los 8,7 millones que percibió Dimas Gimeno tras cesar en el cargo de presidente. Los otros tres millones hasta completar los 11,7 citados anteriormente se corresponden al dinero pagado a Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echevarría, los dos consejeros coetáneos de Isidoro Álvarez y que dejaron sus funciones ejecutivas a finales de 2018.

El Corte Inglés reparte 75 millones en dividendos

Además, según desvela la compañía en sus cuentas anuales y recoge Cinco Dias, repartirá a sus accionistas 75 millones en dividendos con cargo a sus cuentas de 2018. Se trata de la cifra más alta de la última década, tras elevarla un 25% frente a los 60 millones con los que retribuyó a sus socios el año pasado. Este impulso viene dado porque 2018 fue para el gigante de la distribución el mejor ejercicio desde 2011, con un beneficio de 258 millones gracias a la venta de activos.

Un año antes de la explosión de la crisis, El Corte Inglés registró un ejercicio récord y repartió 78,2 millones entre sus accionistas. Sin embargo, un año después, en plena debacle financiera, rebajó el dividendo un 64% hasta los 28 millones, el mínimo desde entonces.

Hemeroteca

El Corte Inglés
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad