Los estanqueros catalanes auguran el cierre de la mitad del sector

stop

COMERCIO

Un estanco catalán.

05 de junio de 2011 (21:29 CET)

El Gremio de Estanqueros de Catalunya ha dado la voz de alerta: la mitad de los más de 1.700 establecimientos que hay en la comunidad podrían cerrar irremediablemente si no se toman medidas urgentes para apoyar esta actividad comercial tradicional.

La patronal sectorial denuncia que la guerra de precios, la rigidez de las normas de distribución del producto así como la Ley Antitabaco se combinan para frenar sus ventas. El temor es que con el cierre de estos comercios unas 3.000 personas se queden sin trabajo. Hoy por hoy, dependen de los estanqueros 5.300 puestos de trabajo directos, más del triple indirectamente.

El incremento de la fiscalidad sobre este producto así como la nueva Ley Antitabaco han provocado que las ventas se hayan contraído el 20% durante el primer trimestre del 2011 en relación al mismo periodo del año pasado. Esta situación pone en jaque a unos establecimientos que tienen limitado el acceso a otros productos que permitan compensar la caída de facturación.

Jordi Duaso, presidente del gremio, asegura a Economía Digital que esta situación sólo se corregirá “con un marco estable que modernice unas normas que regulan el sector desde hace años”. “En caso contrario –denuncia- se producirá el cierre de estancos, principalmente en los pequeños y medianos municipios”.

Guerra de precios


Los estanqueros quieren que se acabe con la guerra de precios en la que los tres mayores importadores –Imperial Tobacco, Japan Tobacco y British American Tobacco- se enzarzan a diario. Esta contienda obliga a respetar los nuevos precios de venta comunicados por los fabricantes al Ministerio de Hacienda aunque el stock de los estanqueros haya sido adquirido previamente a un precio mayor, con la consiguiente pérdida del margen de beneficios.

Para minimizar este daño, “muchos pequeños estancos han optado por acudir cada día al distribuidor para buscar el producto, incrementando así los costes de logística”, denuncia Duaso. Los estanqueros reciben un porte de mercancía sin cargo adicional cada diez días, siendo Logista la distribuidora que posee la exclusiva de la distribución mayorista, según revela el Gremio de Estanqueros.

Atajar la rumorología

Otro problema que acecha al sector es la legislación, no sólo la actual, sino la futura. Los estanqueros piden que se acabe con la rumorología constante sobre próximas subidas de impuestos que afecten al tabaco. Duaso destaca, por ejemplo, la irresponsabilidad de Rosa Ramírez, subdirectora general de promoción de la salud del Ministerio, quien afirmó recientemente que “aun hay recorrido para incrementar la fiscalidad sobre el tabaco y equipararla a la europea”.

El presidente del gremio avisa que “aunque es cierto que se ha desmentido al alto cargo, el daño ya se ha hecho y ya se ha abierto un nuevo debate que afecta negativamente al sector”. Catalunya cuenta con 1.776 estancos, concentrando la provincia de Barcelona el 63% de las ventas, seguida por Girona (20%), Tarragona (9%) y Lleida (8%). El Gremio de Estanqueros de Catalunya está integrado en Foment del Treball.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad