Los gimnasios de lujo Arsenal no suben todo el IVA para evitar la fuga de clientes

stop

La cadena absorbe la mitad del aumento por las amenazas de bajas de los abonados

Arsenal masculino en Barcelona.

04 de septiembre de 2012 (20:57 CET)

Arsenal, la cadena de gimnasios más lujosa de Barcelona, ha renunciado a subir 13 puntos el IVA debido a una amenaza de rebelión masiva de sus clientes con altísimo poder adquisitivo y que pagan entre 149 y 275 euros por el abono. La cadena ha tenido que asumir la mitad de la subida impositiva para evitar una importante sangría de clientes, según fuentes cercanas a la empresa.

La compañía, propiedad de Alberto Carcas, ha asegurado que sólo ha trasladado la mitad de la subida, 6,5 puntos, a los clientes debido a las amenazas de baja por una subida de tarifas. A pesar de que verano tradicionalmente es una temporada en la que más solicitudes de baja se reciben, Arsenal ha registrado estas últimas semanas un aumento en este tipo de peticiones.

Rebelión de ricos por 30 euros

El motivo de la amenaza de estampida es la subida del 8% al 21% de IVA que han sufrido los gimnasios a partir de este mes por decreto del gobierno de Mariano Rajoy. Algunos socios también aseguran que quienes han tramitado la baja han recibido importantes ofertas y descuentos, lo que ha generado una petición masiva de descuentos, un término que no ha sido confirmado por la compañía.

A pesar de que los clubs de mujeres pagan un precio muy inferior al de los hombres debido a que tienen una oferta más reducida, el aumento de tarifas se ubica en torno a los 30 euros mensuales, una cantidad que ha hecho reflexionar a muchos clientes sobre la necesidad de pagar una tarifa tan elevada por un gimnasio.

Servicios exclusivos

El gimnasio masculino, de 14.000 metros cuadrados y que se promociona como un oasis urbano, ofrece servicios de alto nivel como lavandería interna, termas, zona social y un pequeño campo de golf. Entre sus clientes, se encuentran empresarios, políticos y hombres de abolengo.

El club dispone de unos 1.000 abonados y exige 200 euros por la inscripción. Cuenta con tres centros en Barcelona (uno masculino en la calle de Pomaret, uno femenino en la calle de Amigó y otro mixto en Via Augusta) y un centro femenino en la calle de Ortega y Gasset en Madrid.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad