Los increíbles líos del Pastor que hereda Saracho

stop

Un saneamiento extra de 3.300 millones y la investigación de la Audiencia Nacional por presunto blanqueo en la oficina principal forman parte de la herencia recibida de la entidad gallega

X.R.M.

Emilio Saracho, próximo presidente del Banco Popular, en el consejo de administración de la entidad este lunes, previa a la junta extraordinaria de accionistas. EFE/Mariscal
Emilio Saracho, próximo presidente del Banco Popular, en el consejo de administración de la entidad este lunes, previa a la junta extraordinaria de accionistas. EFE/Mariscal

en A Coruña, 22 de febrero de 2017 (05:00 CET)

Son muchos los sapos que tendrá que tragar Emilio Saracho en su aterrizaje en el Banco Popular. El primero que tendrá que digerir será la elevada prima que en su día pagó el Popular por el Pastor. Aquella operación, vista años después, representó una sobrevaloración de la entidad que finalmente ha tenido consecuencias. Cuando el Popular de Ángel Ron anuncia la oferta de integración del Pastor, en octubre de 2011, la prima que ofrecía por la entidad  era superior al 30% sobre su cotización. En total, la oferta suponía valorar el banco en unos 1.300 millones. 

Pero el Pastor no solamente salió caro por la prima. También por los agujeros que se descubrieron. Lo cierto es que el equipo de Ron diseñó la operación de absorción antes del endurecimiento de la normativa contable sobre provisiones, y asumió la limpieza del balance sin ningún tipo de ayudas, ni esquemas de protección de activos tan al uso, recurriendo simplemente a sucesivas ampliaciones de capital

Limpieza del balance

Finalmente, dos años después de la compra, el Popular tuvo que hacer una limpieza superior a los 3.300 millones en el Pastor, tras admitir ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el valor neto era negativo en algo más de 497 millones de euros. 

La limpieza de 3.300 millones largos se concentró en la cartera de crédito (2.700 millones) y activos inmobiliarios, por algo más de 850 millones. Pero ha habido más hitos en este singular viacrucis, al margen de los constantes ERES y traslados que han diezmado a la plantilla.

Blanqueo de capitales

Entre esos hitos convertidos en problemas, que será otro sapo para Emilio Saracho, se encuentra una investigación en curso en la Audiencia Nacional, con escritos de la Fiscalía Anticorrupción e informes de la Agencia Tributaria y tienen su origen en la trama Gürtel.

El caso lo lleva el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, quien en abril del año pasado decidió abrir una nueva investigación para determinar si el Banco Pastor cometió un delito de blanqueo de capitales a través de su oficina principal de A Coruña, desde la que dos empresas realizaron movimientos por más de 1.200 millones de euros entre 2006 y 2010. 

El magistrado abrió una pieza separada para investigar cómo operaron sociedades uruguayas y argentinas a través de las seis cuentas que tenían abiertas en esa sucursal del banco. Según el juez, "su operativa bancaria consistía en servir de mero puente entre unos fondos que procedían de cuentas abiertas principalmente en el extranjero, y también en España, para inmediatamente, o muy poco después, canalizar tales fondos a otras personas y sociedades localizadas mayoritariamente en el exterior".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad