"Los inversores se han dado cuenta de que pelotazos hay pocos"

stop

Gemma Sorigué, directora general de Deliberry, reflexiona sobre la evolución y el presente del sector digital en España, en un acto organizado por Delvy y patrocinado por Economía Digital Ideas

Imagen de la charla CEOTalks, con Gemma Sorigué, CEO de Deliberry / Delvy

Barcelona, 18 de marzo de 2016 (01:00 CET)

El fantasma de una burbuja en el sector tecnológico sobrevuela la mente de muchos. Señalan jóvenes compañías, con una base de usuarios sólida pero sin un modelo de negocio claro, que consiguen millones de euros en sus primeras rondas de financiación. Para algunos, un espejismo que acabará explotando.

La tesis no la comparte Gemma Sorigué, directora general de Deliberry, protagonista este jueves de una nueva edición de CEOTalks, ciclo impulsado por Delvy y patrocinado por Economía Digital Ideas, la plataforma social de pensamiento económico, empresarial y político que impulsa este medio. "En EEUU se habla mucho de esta burbuja, pero la inversión sigue creciendo", ejemplifica Sorigué.

"Cada vez más profesionalizados"

Llevada a España, con todos los matices, la situación podría ser similar. "Hay más inversores, pero cada vez están más profesionalizados", señala esta emprendedora con más de 14 años de experiencia en el sector digital. En su currículo nombres como AtrápaloEmagister LetsBonus, el portal de descuentos en planes de ocio que co-fundó y del que fue responsable de ventas hasta 2014.

Con diversas rondas de financiación a sus espaldas, Sorigué percibe un cambio en la manera de actuar de fondos, business angels o inversores públicos. "Ahora se lo miran todo con más cuidado, incluido las métricas", asegura. También una mayor madurez a la hora de apostar por este u otro proyecto: "se han dado cuenta que pelotazos hay pocos". 

Rompiendo barreras

Tras su salida de LetsBonus, esta ejecutiva inició el proyecto que actualmente dirige, Deliberry, un market-place que permite realizar la compra vía internet en diferentes tiendas y supermercados de la ciudad –nació en Barcelona, y hace escasas semanas aterrizó en Madrid.

"Queremos liderar la revolución de la compra", explica, aludiendo a la escasa incidencia que el sector de la alimentación tenía hasta hace poco dentro del comercio electrónico. Para ello, esta joven compañía ha puesto el foco en solventar barreras como la logística o la realización de la compra en los establecimientos físicos. 

Después de cerrar acuerdos con grandes superficies como Caprabo o DIA y cadenas como Veritas o Casa Ametller, Deliberry ofrece a sus clientes la posibilidad de recibir sus pedidos en el plazo de una hora, gracias a una flota de vehículos que acorta los tiempos de entrega.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad