La sede del Grupo Planeta, en el número 662 de la Avenida Diagonal de Barcelona. EFE

Los Lara exprimen la cartera para pagar sus deudas

stop

La familia propietaria del Grupo Planeta logra 770 millones de euros en apenas tres meses que le valen para reducir su agujero financiero

Barcelona, 08 de octubre de 2018 (04:55 CET)

Cuando más apretaba la deuda, los Lara le dieron carpetazo en apenas tres meses. La saga catalana propietaria del Grupo Planeta acumulaba un pasivo de alrededor de 700 millones en su sociedad patrimonial, Inversiones Hemisferio. Sin embargo, activaron el modo venta y en tres operaciones recaudaron hasta 770 millones de euros para saldar los préstamos con sus acreedores.

La última transacción afectó a la participación en Banc Sabadell que todavía poseían. Su presencia en el accionariado superaba ligeramente el 2%, pero a finales de septiembre cerraron la venta del porcentaje: 140 millones de acciones --se quedaron con un pequeño remanente-- por alrededor de 200 millones de euros, explican fuentes financieras a Economía Digital.

Los activos fueron vendidos a un banco de inversión para que los reparta entre fondos y clientes, señalan las mismas voces. La cantidad percibida irá directamente a pagar a los acreedores financieros, entre ellos el propio Sabadell.

Los Lara se dejan unos 500 millones respecto a cuando compraron acciones del Sabadell

Es el carpetazo de la actividad de la familia catalana en la entidad, de la que llegó a poseer el 7% y que abandona ahora con unas pérdidas de unos 500 millones de euros, informó El Confidencial. El vínculo entre ambas firmas ya se resquebrajó cuando José Lara García, exconsejero delegado de Planeta, abandonó el consejo del banco pocos meses después de la guerra interna que también provocó su salida del grupo editorial. 

Antes, Inversiones Hemisferio ya tuvo un papel clave en la venta la editorial Editis, el sello francés del Grupo Planeta, por 900 millones de euros. Fuentes cercanas a la empresa explican que la operación debe leerse en clave de deuda, por la patrimonial de los Lara contaba con el 40% de la empresa.

De este modo, la saga logró embolsarse 360 millones de euros directamente que le valieron para condonar parte de la deuda. Lo hizo a pesar de que los ejecutivos veían sentido a mantener la editorial gala dentro del conglomerado español. No obstante, la necesidad de efectivo hizo mella en la familia propietaria, que finalmente abordó la transacción.

La operación también se saldó con minusvalías para los españoles. Si la empresa de telecomunicaciones Vivendi le pagó 900 millones de euros, los Lara la adquirieron en 2008 al grupo financiero Wendel por 1.026 millones de euros.

Inversiones Hemisferio todavía tiene activos

En julio, Inversiones Hemisferio ya se había deshecho de su principal activo inmobiliario: la sede de Planeta en la barcelonesa Avenida Diagonal. En un primer momento pareció que Banc Sabadell iba a quedarse con el inmueble, pero la cantidad ofrecida por la entidad no satisfizo a la familia, que acudió al mercado en busca de comprador. Finalmente fue el fondo Blackstone el que lo adquirió por 210 millones.

A pesar de perder la propiedad del edificio, el grupo editorial se mantendrá como inquilino en el bloque.

Las tres operaciones reportaron 770 millones a la saga, lo necesario para pagar los alrededor de 700 millones de euros que adeudaba a la baca. Las desinversiones dejaron a Inversiones Hemisferio tiritando pero no muerta: todavía posee varios inmuebles, especialmente almacenes, ocupados por Planeta. Todos, eso sí, bastante más pequeños que la sede del grupo en la Diagonal.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad