Los Ortega recogen los frutos que sus sicavs maduraron en plena crisis

stop

Soandres de Activos, la sociedad de capital variable de la hija de Amancio Ortega, adelgaza abruptamente tras retirar 130 millones

Sandra Ortega, en una imagen de archivo / EFE

A Coruña, 03 de febrero de 2017 (07:28 CET)

Soandres de Activos era hasta hace poco una de las sicavs más grandes de España, con un patrimonio que superaba los 400 millones de euros. Al frente de la ella está Sandra Ortega, la hija de Rosalía Mera y Amancio Ortega, dueño de Inditex, y en la gestión, JP Morgan.

La empresaria decidió a finales del año pasado proceder al reembolso de parte del dinero que había acumulado en Soandres. Retiró 130 millones, equivalentes al 31,2% del capital en circulación. La operación conllevó que Soandres pasara de contar con un patrimonio de 410,6 millones en el arranque de 2016, a cerrar ejercicio con 285,7 millones.

Este volumen de recursos es el más bajo en ocho años para la sicav, que engordó paulatinamente a lo largo de la crisis económica. En 2009, con Rosalía Mera al frente, movía 272 millones de euros. Otros miembros de la familia disponen de sociedades patrimoniales. El ex director general de Inditex y sobrino político de Amancio Ortega, Juan Carlos Rodríguez Cebrián, cuenta con la sicavs Silleiro y Vivero, que mueven en conjunto 41,3 millones. Son cuatro millones menos que hace un año.

Josefa Ortega, hermana del fundador de Inditex, también vio como Jogami y Escarivel perdieron patrimonio, quedándose en los 12,9 millones entre los dos. Fuera de la órbita de Inditex, es también destacada la caída de Rumbo, la sicav del primer ejecutivo de Abanca, Francisco Botas. Pasó de los siete millones de enero a cerrar el curso con 3,9 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad