Los pequeños laboratorios niegan que el desabastecimiento de fármacos sea por su culpa

stop

Sumol critica que las grandes empresas llevan años bonificando a las farmacias para promocionar sus productos

Farmacia

17 de julio de 2012 (21:30 CET)

Los pequeños laboratorios acusados por farmacias y grandes empresas de genéricos de desestabilizar el sector con las considerables rebajas de precios que ofertan en algunos productos niegan tajantemente ser los responsables de los desabastecimientos de las últimas semanas.

Tras los últimos decretos puestos en marcha por el Gobierno, los farmacéuticos están obligados a dispensar, según receta, el fármaco registrado con el precio más bajo. Esto hizo que a principios de junio una serie de pequeños laboratorios llevasen a cabo considerables rebajas --de hasta un 25%-- en referencias de comercialización habitual.

Non obstante, estos laboratorios no poseen ni de lejos capacidad para abastacer a todo el territorio, lo que derivó en situaciones de colapso. Las farmacias y la patronal del medicamento genérico (Aeseg), insistieron en la necesidad de que el Ministerio se asegurase de que las ofertas de precio venían acompañadas de una garantía de suministro.

“Cabeza de turco”

Ante las críticas, estos laboratorios de escasa capacidad --apodados Kamikace en círculos farmacéuticos-- se defienden. Desde laboratorios Sumol Pharma, en Castelldefels, aseguran que “diariamente se están vertiendo grandes falsedades” sobre ellos.

Sumol cree que los cinco laboratorios que aplicaron rebajas considerables han sido tomados como “cabeza de turco” en base a otros intereses. De hecho, el laboratorio carga contra supuestas prácticas llevadas a cabo, en su opinión, por las grandes empresas con las farmacias.

“Promociones”

“A nosotros nos han tomado como cabeza de turco cuando los grandes laboratorios vienen, desde hace años, promocionando sus especialidades de genéricos mediante el ofrecimiento ilegal a las farmacias de descuentos y bonificaciones en género, que llegaban a superar el 50% del importe de la factura”, aseguran desde Sumol.

“Debido a esta situación, durante mucho tiempo, los pequeños y medianos laboratorios hemos estado fuera del mercado”, indican. “Nosotros no podemos entrar en ese juego de bonificaciones y descuentos que, por cierto, es ilegal desde 1996”, comenta.

Precio menor

Del mismo modo, aseguran que el hecho de que no tengan capacidad para abastecer toda la demanda de un medicamento no significa que vaya a existir desabastecimiento --aunque lo ha habido--.

“El Ministerio de Sanidad ha dejado claro que en caso de la falta de un determinado producto, se puede dispensar el siguiente fármaco a precio menor disponible,--explican-- lo que se traduce en que ni siquiera estamos obligando a las empresas grandes a entrar en una guerra de precios, porque su productos se dispensarán”.

Huida del mercado español

La versión de Sumol no es para nada compartida ni por la patronal de los genéricos ni por las empresas farmacéuticas que creen que esta guerra de precios liderada por estos pequeños laboratorios puede hacer que grandes empresas abandonen el mercado español ante la falta de beneficios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad