Los Pujol ordenan el capital de Ficosa antes de incorporar a un socio

stop

Los propietarios del grupo ultiman las negociaciones con un grupo asiático, tal y como avanzó Economía Digital

09 de mayo de 2014 (20:49 CET)

El proceso de venta parcial de Ficosa sigue quemando etapas. La familia que rige el grupo de componentes de la automoción, los Pujol, ha ordenado las participaciones de la holding, Ficosa Inversión, antes de abrirlas a un nuevo socio. En breve lanzará una ampliación de capital con este fin, señalan fuentes cercanas al actual presidente, Josep Maria Pujol y Artigas. Las negociaciones que mantiene la cúpula con un grupo asiático, tal y como avanzó este medio, llegan a su fin.

Por ello, han tenido que inscribir en el Registro Mercantil una reducción de capital de la patrimonial que alcanza los 3,98 millones de euros. El recorte supera al resultante suscrito en la operación, que es de 1,36 millones. “Se trata de un movimiento habitual que realiza la compañía para regularizar el capital”, aseguran los portavoces de Ficosa. Aunque, en este caso, la familia Pujol no ha reflejado en los libros un movimiento societario reciente, indican fuentes internas de la firma. Ha reconocido patrimonialmente una acción realizada hace casi un año.

Créditos participativos

La reducción de capital responde a la amortización de los gastos de la financiación pública que ha recibido el grupo en los últimos años, añaden los mismos interlocutores. Ficosa Inversión no reparte dividendo, por lo que no genera ninguna actividad económica. Sólo es la tenedora de las acciones.

La Generalitat ha ofrecido varios créditos participativos a la compañía que alcanzan los 50 millones de euros. Incluso dispone de dos representantes en el consejo de administración, aunque renunció a participar en el órgano de decisión a principios de 2012. Los trabajadores de Ficosa han reclamado en múltiples ocasiones que el Govern retome su tarea de fiscalización. Hasta la fecha, sin éxito.

Tensión familiar

Aún queda una pieza pendiente de encajar en la incorporación del nuevo socio en Ficosa: saber qué papel desempeña el otro gran propietario del grupo, la familia Tarragó. Ostenta el 44% del grupo y está enfrentada con su antiguo socio, familiares directos (Pujol Artigas es el tío de los hermanos Tarragó). Ha llevado a los juzgados el reparto de capital y podría negarse a que su participación quedara de nuevo diluida. Debería sacar la cartera por ello y participar en la ampliación de capital.

De hecho, reclama desde medianos de 2012 que su tío autorice esta operación en Ficosa Inversión para recuperar la equidad patrimonial. Ahora, el reparto de las participaciones mayoritarias será a tres bandas. Queda pendiente saber quién se llevará el gato al agua cuando se realice la nueva ampliación de capital. Los Pujol, los Tarragó o los nuevos socios externos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad