Los rusos de Lukoil atracan en el Port de Barcelona con una inversión de 50 millones

stop

La mayor petrolera de Rusia se alía con la compañía catalana Meroil para convertir la capital en el 'hub' de transporte de hidrocarburos de Europa y el Norte de África

Estefania Oliver

El presidente de Meroil, José Luís Porte, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el presidente de Lukoil, Vagit Alekperov
El presidente de Meroil, José Luís Porte, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el presidente de Lukoil, Vagit Alekperov

27 de abril de 2012 (18:08 CET)

Bajo la atenta mirada de relevantes personalidades de Catalunya y decenas de rusos, el presidente de Meroil, José Luis Porté, y el de Lukoil, Vagit Alekperov, han inaugurado este jueves su nueva terminal petrolífera Meroil Tank del Port de Barcelona. Con un capital 50% ruso y 50% catalán, esta plataforma se convierte en la mayor inversión de una petrolera rusa en la Ciudad Condal con 50 millones de euros entre las dos compañías firmantes.

El objetivo es convertir el Port en “ el hub de hidrocarburos de Europa y el Norte de África”, según ha explicado en el acto de inauguración el presidente de las instalaciones barcelonesas, Sixte Cambra. Esta colaboración entre Meroil y Lukoi, junto al nuevo atraque que se construyó en el Port el año pasado para recibir buques más grandes, permitirá incrementar un 50% la capacidad de ocho millones de toneladas anuales que tiene en la actualidad la dársena de Barcelona.

Una alianza, no obstante, “cosméticamente desigual porque el tamaño que separa a Meroil de Lukoi es enorme”, según ha confesado el propio presidente de la firma catalana, pero que “aportará grandes oportunidades de negocio”. Tras una año de duras negociaciones y “una relación no siempre sin discutir”, este jueves se ha descubierto la placa que confirma la "plataforma petrolífera más importante y voluminosa del Mediterráneo”, ha añadido Porté.

Para Lukoil, esta terminal “reforzará nuestra posición y permitirá suministrar productos petrolíferos a España y Catalunya”, según ha detallado Alekperov, quien también ha insistido en que “este proyecto no será el último”. La compañía rusa dedica 113.180 millones de euros (150.000 millones de dólares) en inversión cada año para aumentar los volúmenes de extracción de crudo.

Mas pide mayor confianza en Catalunya


El acto de inauguración también ha contado con la presencia del presidente de la Generalitat, Artur Mas, quien ha aprovechado su intervención para destacar los duros momentos económicos actuales y los rumores que se extienden, cada vez con mayor fuerza, en los mercados extranjeros que reducen la confianza en el país.

“Terminamos una semana horrible (de duros recortes en la administración) con la buena noticia de este acuerdo entre Meroil y Lukoil. Estamos en un momento en el que no hay que atender a lo que se dice, sino a lo que se hace, como esta inversión en el Port que sólo es posible si las empresas tienen un grado de confianza alto en nosotros”, ha explicado Mas.

El presidente ha tendido las manos a las empresas rusas y ha destacado que “la suma de Barcelona y Catalunya es un éxito si lo sabemos hacer bien. Aspiramos a ser la gran puerta de entrada del tráfico marítimo entre Asia y Europa”. La falta de infraestructuras hace que “el 70% de todo el tráfico se paralice en los puertos del Norte de Europa” en lugar de en los puertos del Mediterráneo “que son más baratos”, ha sentenciado Mas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad