Los sindicatos reclaman a Mango reformas en Bangladesh y España

stop

La compañía no cuenta con representación sindical ni tiene comité de empresa

El empresario Isak Andic

07 de mayo de 2013 (20:10 CET)

El derrumbe de la fábrica de ocho plantas en Bangladesh ha hecho saltar las alarmas sobre la responsabilidad social (RSE) de algunas firmas españolas que externalizan sus encargos a empresas del país. Entre ellas, Mango.

La compañía catalana ha sido una de las salpicadas por el accidente en el que han perdido la vida casi 700 personas y que ha dejado más de 2.400 heridos. Ahora los sindicatos le reclaman reformas en las relaciones laborales en el país asiático, pero también en España.

Sin representación sindical

Fuentes de la federación de comercio de CCOO aseguran a Economía Digital que la empresa presidida por Isak Andic no facilita la representación sindical ni tiene comité de empresa. Afirman “que ha echado para atrás la candidatura o ha habido despidos” cuando se ha querido proponer.

La federación sindical denuncia que la última vez que se sentaron a hablar con la compañía para intentar sacar adelante la representación sindical fue hace dos años.

Diálogo directo

Fuentes de Mango explican a este medio que tienen sus canales de comunicación con los empleados. “Una representación interna con diálogo directo”, puntualizan. Para ello, la empresa de Andic ha instaurado unas reuniones anuales denominadas ‘Si yo fuera presidente’.

En estos casos, la compañía cuenta con un representante de cada departamento que es quien acaba despachando las consultas y quien canaliza las peticiones de los trabajadores “Es un trato muy directo y positivo que va bien”, puntualizan fuentes internas.

Convenios laborales

Pero este mismo canal directo de relación entre trabajadores y dirección es el punto crítico para los sindicatos. CCOO reprocha a la dirección que de esta forma, la multinacional demuestra que es “una empresa especial por ser muy antisindical”. Y las mismas fuentes advierten que “si no abren la puerta de forma natural, alguna vez vamos a entrar, y de la peor manera”.

Acto reivindicativo


A la denuncia de CCOO se suma la de las juventudes de UGT, Avalot. Este martes también han querido sacar a la luz las carencias sindicales de la empresa catalana en territorio español.

Un grupo de unas 20 personas se han concentrado ante la céntrica tienda situada en Portal de l’Àngel (Barcelona). Recreaban una pasarela en la que desfilaban con ropa ‘manchada’ de sangre para recordar el accidente de Bangladesh.

Críticas desde Avalot


El acto reivindicativo se ha realizado en una de las calles comerciales más concurridas de la capital catalana para llamar la atención de clientes y turistas.

El portavoz de las juventudes sindicales, Daniel García, ha criticado las duras condiciones laborales que se viven en el país asiático. Pero también recordaba que Mango tiene deberes por hacer en España debido a la falta de comités de empresa y representación sindical. “Las relaciones son de orden y mando”, asevera García.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad