Los supermercados optan por la picaresca para disfrazar la subida del IVA

stop

DIA y Mercadona subieron precios antes de tiempo y Consum promociona el aumento como un ahorro

D.P.

A la izquierda, precios del kilo de tomates el 31 de agosto y el 1 de septiembre. A la derecha, subida de los cereales en Lidl.
A la izquierda, precios del kilo de tomates el 31 de agosto y el 1 de septiembre. A la derecha, subida de los cereales en Lidl.

01 de septiembre de 2012 (20:44 CET)

La picaresca ha llegado con la subida del IVA. Las grandes cadenas de supermercados han trasladado al consumidor la subida de impuestos, pero pocas quieren admitirlo. DIA, una de las redes con precios más ajustados y con sólidos resultados financieros, optó por subir los precios el 31 de agosto, un día antes del plazo fijado por el Gobierno.

“Hemos subido los precios de casi toda la tienda y ya están vigentes desde el viernes”, confiesa una trabajadora de un supermercado DIA de Barcelona. La táctica ya había sido aplicada por Mercadona semanas antes con un aumento de entre cinco y 50 céntimos en buena parte de los productos.

Ejemplos

Hasta la famosa crema hidratante de aceite de oliva Deliplus, que fue retirada del mercado por recomendación del Ministerio de Sanidad, se encareció de 1,60 euros a 1,65 euros. “Nos pasan un listado con las actualizaciones de precios diarias. La mayoría de productos han tenido aumento”, explica un trabajador de Mercadona.

A pesar de las subidas disimuladas, casi todas las cadenas amanecían el 1 de septiembre con precios similares a los del 31 de agosto. Según un muestreo realizado por este diario en nueve cadenas (Mercadona, Carrefour, El Corte Inglés, Consum, DIA, Caprabo, La Sirena, Gadis y Lidl) con un listado de 100 productos, tan sólo cuatro han variado al alza el precio.

El encarecimiento se ha aplicado, según Facua, que pide una investigación, poco a poco en las últimas semanas para llegar al 1 de septiembre sin sobresaltos.

Aún así, en una noche, han amanecido referencias sensiblemente más caras. Los yogures Yolado (de 2,49 a 2,59 euros), los de Bob Esponja (de 1,44 a 1,47 euros) y los tomates de ensalada (de 0,89 a un euro el kilo) han aumentado en los supermercados Consum mientras que los cereales Crownfield han subido de 2,39 a 2,49 en Lidl.

Pese al aumento de 11 céntimos en menos de 24 horas en los tomates de ensalada, la cooperativa valenciana promociona el producto como “ahorro”, tal como muestran las fotografías. El resto de cadenas, no obstante, no ha descartado subidas en los próximos días.

Por escalones

La cadena líder en Galicia, Gadis, no ha querido especificar si subirá los precios, pero sus trabajadores han informado que a lo largo de la semana que viene continuarán cambiando el etiquetado de los productos, por lo que se auguran incrementos en los precios. Empleados también han revelado que unos días antes de la entrada en vigor del nuevo IVA muchas etiquetas de productos ya reflejaban el nuevo precio incrementado, "sin embargo, la subida solo se hizo efectiva en caja a partir de este 1 de septiembre".

Pese a los aumentos disimulados, Mercadona y Lidl habían anunciado que no tocarían sus precios por el nuevo IVA, mientras que Carrefour y Eroski matizaron que no subirían todos los productos. El Corte Inglés aún no se ha manifestado, pero los trabajadores dan por descontado que, como el resto de las cadenas, hará subidas selectivas y progresivas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad