Los trabajadores de ComRàdio y Cadena Ser, en pie de guerra contra los despidos

stop

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

COM Ràdio está en la Casa Provincial de Maternidad

14 de junio de 2012 (12:39 CET)

Ambas cadenas de radio, pública y privada, están en horas bajas por los intentos de reducir la fuerza laboral.
La dirección de la emisora pública ComRàdio, propiedad de la Diputación de Barcelona, ha presentado al comité de empresa un informe donde plantea su voluntad de despedir a un tercio de la plantilla.

Esta situación coincide en el tiempo con el intento de fusión de los servicios con la XAL (Red Audiovisual Local) con los de ComRàdio.

Dimisión del gerente

La propuesta ha sido rechazada de manera frontal por los 90 trabajadores de plantilla, los más afectados. Han pedido la dimisión del gerente, Félix Ortega, al conocer que la memoria ha sido elaborada por ese funcionario de la Diputación que ha esperado a la constitución del nuevo comité, el pasado 25 de mayo, para presentarles el documento en la primera reunión que han tenido las partes.

Antes de ser conocido por los trabajadores, el informe sobre la XAL fue debatido en el último Pleno de la Diputación, el 31 de mayo. El comité ha estructurado una línea de respuesta que pasa por establecer contactos a nivel político para que el proceso de negociación se desarrolla en otros términos.

Prisa prescinde de 200 empleos

En el caso de la Cadena Ser, la direcció de Prisa Radio ha anunciado como mínimo 200 nuevos despidos y una rebaja salarial del 10% en un colectivo que no llega los 1.500 trabajadores.

La respuesta laboral no se ha hecho esperar. Se han empezado a convocar actos de protesta en diferentes emisoras de todo el territorio. Así, los redactores de todas las emisoras de la Ser en Catalunya no firman, desde el miércoles, las crónicas.

Reprobación de Cebrián

También se ha aprobado realizar una huelga de 24 horas en todos las emisoras de España y la reprobación de Juan Luis Cebrián, consejero delegado del grupo Prisa.

Además, los trabajadores han aprobado una movilización durante la próxima junta de accionistas del grupo Prisa, el 30 de junio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad