Los trabajadores de Comsa Emte denuncian los 'ERE silenciosos' en el grupo

stop

LABORAL

Jorge Miarnau y Carles Sumarroca, Comsa Emte

18 de abril de 2013 (18:39 CET)

Los trabajadores de Comsa Emte han denunciado este jueves que la compañía reestructura la masa laboral del grupo con opacidad. Los sindicalistas critican la forma con la que la cúpula del grupo de construcción y servicios pacta y aplica expedientes de regulación en sus sociedades, ya que no ofrecen información y se escudan en la confidencialidad del proceso para que no se publicite. No cargan contra la regulación en sí.

En estos momentos, la dirección aplica en cinco empresas del negocio de ingeniería diferentes expedientes de regulación de empleo (ERE) que dejarán sin empleo a 355 personas de las 1.413 que hay en los centros de trabajo afectados. Estos documentos están en distintas fases, algunos ya se aplican y otros aún se negocian.

Expedientes

En concreto, a unas 170 personas de toda España de la compañía dedicada al sector del agua y el medio ambiente, Adasa, se les aplica un expediente temporal. Oscila entre los 30 y los 60 días dependiendo del centro de trabajo y durará unos seis meses, hasta finales del próximo julio, según los sindicalistas.

En la planta de Rochina de Valencia, el grupo negocia la amortización de 34 de los 59 empleos que hay. Asimismo, pretende reducir en 141 puestos de trabajo de los 376 que existen en Emte Mechanical. Comsa Emte también prescindirá de 88 personas de los 380 empleados de Emte Instalaciones, 42 de la oficinas de Barcelona. En este caso, el período de negociación ya ha terminado.

La última de las regulaciones de esta oleada afecta a Emte SLU, con centros de trabajo en Loiu (Vizcaya), Girona, Getafe (Madrid) y Paterna (Valencia). Estas cuatro plantas ya sufrieron una regulación anteriormente. La nueva afectación que plantean es de 92 trabajadores sobre una plantilla aproximada de 600, aunque el centro de trabajo de Girona no se incluye en este expediente. Comsa Emte tiene abierto en esta planta un rocambolesco conflicto con el presidente del comité de empresa, Jesús Márquez.

Fusión de sociedades

La cúpula de Comsa Emte, encabezada por las familias Miarnau y Sumarroca, ha aplicado regulaciones con cuentagotas en casi todas las sociedades de la compañía. Tras su fusión en 2009, poco a poco ha adelgazado la plantilla y ha fusionado sociedades, según los trabajadores. Aunque no se trata sólo de empresas originarias de Comsa y de Emte con actividades parecidas, la reestructuración afecta a todas las compañías.

Los expedientes nunca se han negociado de forma conjunta, ya que no existe ningún comité intercentros. Los portavoces de Comsa Emte han declinado hacer ninguna declaración sobre el proceso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad